3 historias de mujeres emprendedoras e inspiradoras

Ellas tomaron la decisión de apostar al proyecto propio. Te contamos cómo lo lograron.

Gisela Carpineta

Jueves 25 de Marzo

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

Inspiradoras, emprendedoras y resilientes: tres casos de mujeres que buscan dejar su huella en cada cosa que hacen y participan activamente dentro del ecosistema emprendedor compartiendo su experiencia y conocimiento.

Las amigas que encontraron en las hamburguesas veggie su negocio
Belén Belvedere y Dominique Ohaco se conocieron en la facultad, cuando estudiaban Ingeniería en Alimentos. La vida después las cruzó trabajando en una multinacional y ahí afianzaron su amistad. Pero fue después de un viaje a la India cuando empezaron a evaluar la idea de algún emprendimiento juntas.

Pasaron por varios proyectos como una huerta orgánica, entre otros, hasta que descubrieron lo que realmente les gustaba: crear alimentos. De esta forma, hace cinco años nació la idea de hacer un alimento noble al que la gente pueda acceder, y así fue como formaron Nutree, Hamburguesas de Quinoa, libres de gluten y de cualquier ingrediente de origen animal.

Empezaron a cocinar hamburguesas en la cocina de la mamá de Dominique, hasta que luego de unos años pudieron alquilar su propia fábrica, donde empezaron a producir en mayor cantidad. Fueron probando con distintos sabores, hasta que llegaron a los grandes finalistas: Indian, Lentil, Espinaca, Brócoli y Criolla.


Floxie, la emprendedora viajera
Flor, más conocida como Floxie, trabajó durante 20 años en el aeropuerto de Ezeiza. Hace 7 años creó “El mundo de Floxie“, un blog sobre viajes que comenzó simplemente como un hobbie. Desde un principio, su objetivo fue ofrecer información útil, mostrar el lado B de las líneas áreas y de todo lo que uno necesita cuando viaja… Pero con el paso del tiempo se convirtió en un éxito y le dio el empuje que necesitaba para renunciar a su trabajo.

Entendí que lo que estaba haciendo era mi pasión. Me puse un objetivo: en un año, tenía que vivir del proyecto”, recuerda. Así fue como renunció, con alrededor del 40% de sus ingresos cubiertos: “Es importante tener un plan. No es cuestión de renunciar y listo. Hay que tener en cuenta que las cosas llevan tiempo, trabajo y dedicación. Los frutos se ven recién a los años. No hay otra fórmula más que ser constante y genuino”.

Hoy Floxie viaja por el mundo contando sus experiencias, y brinda cursos y capacitaciones para emprendedores con su @escueladefloxie.


La emprendedora que resignificó el ritual de tomar té
Conocida como “la mujer del té”, Inés Berton es la creadora de Tealosophy y una de las grandes líderes que forman parte de la red de emprendedores Endeavor.

Su proyecto comenzó con tan sólo 135 dólares durante el 2001, uno de los años más complejos de la Argentina. Durante estos años, desarrolló más de cien blends propios y hoy tiene tiendas en Buenos Aires, Barcelona y Nueva York y exporta a más de 20 países.

Inés es amante de los viajes y gracias a las experiencias que se llevó de cada uno de ellos, desarrolló una mirada global y cosmopolita acerca de blends, sabores y aromas, que le permitió realizar mezclas únicas. Sus creaciones tuvieron tanto impacto a nivel internacional que llegó a diseñar mezclas para marcas de primer nivel y personalidades como el Dalai Lama y los Reyes de España.

ÚLTIMAS NOTAS