Lo que no puede faltar en una cocina sustentable

Pequeñas acciones cotidianas y objetos ecológicos que ayudan a reducir nuestro nivel de basura y el impacto ambiental.

#StaffMujer

Viernes 07 de Mayo

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

Hay una frase que me encanta que dice: “No necesitamos ambientalistas perfectos, sino miles de ambientalistas imperfectos tomando acciones todos los días”. Me hace pensar lo que cada una puede hacer desde su lugar, aunque sienta que es pequeño, para cuidar al planeta.  En lo personal, son cada vez más los hábitos y objetos que sumo a mi cotidiano para para reducir mi nivel de basura y el impacto ambiental. No me resultó díficil, sino al contrario, cada vez es más fácil, porque encontré opciones en el mercado y muchísima información disponible. Aquí van mis consejos para ayudarlas a volver su espacio de cocina un poquito más verde

Bolsas conscientes. Actualmente a nivel mundial se utilizan millones de bolsas de plástico por día, las cuales, según su densidad,  pueden tardar hasta 600 años en degradarse. En esta categoría hay varios productos que podés incluir: bolsas de residuos biodragradables compostables (por lo general están hechas de aceites vegetales y fécula de maíz) y bolsas de tela para tus compras habituales. Éstas últimas vienen en diversos tamaños incluso para las pequeñas frutas o cereales y legumbres a granel. De hecho, consumir a granel es una muy buena forma de sustenabilizarse, no solo evitás el envoltorio plástico, sino que también conservás tus alimentos en frascos de vidrios reciclados.

Tela encerada. Es un envoltorio de alimentos hecho con algodón y una mezcla de resina de abejas y resina de árbol, capaz de amoldarse y mantener la comida fresca. Reemplaza al típico papel film y es reutilizable. Un dato curioso es que ya en la antigüedad los egipcios usaban paños cubiertos de cera de abejas para conservar sus alimentos.

Productos de limpieza. Aquí se abre un mundo porque las opciones, por suerte, cada vez son más. Y van desde comprar productos hechos con materias primas naturales y biodegradables, sin aditivos ni conservantes, hasta hacerlos vos misma en tu casa.

Beber, ahorrar, reciclar.  Llevar con nosotras una botella recargables ya sea de vidrio o plástico apto no es solo una opción sustentable, sino además una buena manera de generarse el hábito de beber líquido. Por otro lado, si te gusta tomar con sorbetes, en el mercado se consiguen de acero o bambú, que son ideales para reemplazar los de plástico. Lo mismo para los cubiertos, si sos de las que come mucho fuera de casa o viaja con su tupper de acá para allá.

Separá tus deshechos. Apartando lo orgánico de lo reutilizable o reciclable, y lo que no sirve, uno ahorra mucha basura. Si no estás segura sobre cómo hacer esta división, la página de @reciclario.com.ar te ensaña un montón.

Otros hábitos para una cocina verde.

  • Cuidá el agua
  • Utilizá luz natural siempre que sea posible y lámparas con focos fluorescentes para reducir la energía un 50%
  • Elegí productos con poco empaque y recipientes biodegradables

ÚLTIMAS NOTAS