#Audioguías: Respirar para sanar

Karin Drexler, Terapeuta Holística y especialista en Respiración Consciente, nos acompaña con ejercicios para activar, descansar y calmar la ansiedad.

Tamara Kohen

Viernes 11 de Septiembre

Redactora y actriz. Me encanta escribir sobre medicina y cosmética natural, alimentación consciente, cristales, rituales y plantas. Investigo, estudio, pruebo y comparto. En redes soy @tamarakohen

Antes de leer esta nota, te propongo que cierres por un momento los ojos y lleves la atención a tu respiración. Observá cómo entra y cómo sale el aire de tus pulmones, intentá sentir si es mucho o poquito, y la manera en que tu pecho se expande. Con este registro en tu mente, te invito a conocerte a través de los ejercicios que Karin Drexler, Terapeuta Holísitica y creadora de Libera Respiración Consciente, preparó para Soy Mujer.

¿Por qué entrenar la respiración?

Las personas solemos respirar mucho menos de lo que podríamos respirar para estar completamente vitales. Tenemos una respiración inhibida que se fue cerrando a lo largo de la vida. Desde chiquitos, inconscientemente la retenemos y la achatamos, como un mecanismo de defensa cuando no queremos sentir y necesitamos separarnos de aquello que está sucediendo.

Afortunadamente existen ejercicios y técnicas que con práctica, paciencia y amor nos permiten recuperar nuestra capacidad pulmonar y respirar plenamente y con más ritmo.

Respiración para calmar la ansiedad

Respiración de activación

Respiración para el descanso

A tener en cuenta…

Buscá un momento para estar cómoda y tranquila. Cuando hacemos ejercicios de respiración es habitual que sintamos mareo. ¡No te asustes, es un buen síntoma! Esto sucede porque hay mayor oxígeno en sangre y nuestra respiración se está abriendo.

Al repetir estos ejercicios una o dos por día, no solo iremos sintiendo que nos entra más aire y que nuestra capacidad de expandirnos es mayor; sino que comenzaremos a disfrutarlo como un masaje interno. Entrenar nuestros pulmones nos ayuda a descomprimir las tensiones tanto físicas como emocionales. Y aquí hay que estar atentas. Cuando decimos que estos ejercicios nos abren, estamos diciendo que lo que nos cerraba para protegernos comienza a salir. Entonces es habitual también que nos sintamos sentirme removidas y ni siquiera sepamos por qué.

La respiración y las emociones van de la mano: todo lo que sentimos modifica la respiración, se hace más potente o mas chiquita todo el tiempo con lo que vamos sintiendo. La buena noticia es que es posible modificar nuestro estado haciendo una respiración consciente.

Animate a el sentir

Las tensiones físicas ocultan y retienen emociones, que se pueden liberar con el trabajo de respiración. El único camino es traspasarla permitiendo sentir. Si aparece tristeza, lo mejor es permitirse sentirla y continuar con el trabajo respiratorio para que la sensación siga drenando. Cuando finalmente sentimos una emoción, es que logramos transformarla. Por ejemplo, si aparece la bronca, que está relacionada a los límites que no pusimos, pregúntate cuál es el que no pudiste poner. Cuando la reconozcas esa emoción transmuta a energía de determinación, de acción, de fuego.

Volviendo a recordar el registro de tu respiración del comienzo de la nota, ¿te animás a probar?

Mini Bio

Karin Drexler es Terapeuta Holística, especialista en técnica Rebirthing y Respiración Consciente. Actualmente es miembro del staff de Revolution Health, un plan de siete meses con enfoque integral de cuerpo, mente & alma, que ofrece sesiones con médicos y health coaches, y de meditación y astrología, entre otros. Para saber más sobre Revolution Health visitá la cuenta de Instagram @_revolutionh.

ÚLTIMAS NOTAS