Autotoque amoroso vs. masturbación: ¿De qué lado estás?

Te contamos de qué se trata este término que se volvió popular durante los últimos años para que saques tus propias conclusiones...

Gisela Carpineta

Viernes 15 de Enero

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

Desde que creamos esta comunidad, siempre que hablamos de sexo remarcamos la importancia de autoconocernos. Primero, necesitás conectarte con vos misma para, en una segunda instancia, poder hacerlo con otra persona.

¿A qué vamos con esto? De acuerdo a los resultados de diferentes estudios recientes, no es real que las mujeres tengamos menor capacidad para llegar al orgasmo, como muchas veces se dice. Sino que en realidad “deberíamos mirar en nuestro interior, porque puede ser que estemos desconectadas de nosotras mismas“, tal como afirman Laura y Diana Núñez.

Ellas son dos hermanas educadoras en tantra y sexualidad consciente que hablan con total naturalidad del sexo en sus redes sociales. Autoras de la creación de una meditación especial que ayuda a reconectar con nuestro cuerpo y aprender con cada estímulo, en los últimos años pusieron sobre la mesa un término del que queremos hablarles hoy: el autotoque amoroso.

Esta técnica consiste en disfrutar de tu cuerpo… Pero sin tener la necesidad de centrarse en la fricción del clítoris

El “autotoque amoroso” es un acto simple y muy íntimo: consiste en disfrutar de tu cuerpo y alcanzar un placer más intenso… Pero sin tener la necesidad de centrarse en la fricción del clítoris.

ANTES DE EMPEZAR, CREÁ TU ESPACIO IDEAL

Antes que nada, tenés que buscar y generar un espacio íntimo y tranquilo. Un lugar en donde te sientas cómoda. Para crear ese espacio y hacerlo lo más placentero posible, podés sumar todos los elementos que consideres necesarios: desde velas hasta flores, frutas, aceites, telas suaves o tu canción favorita de fondo…

Por supuesto, también es clave que identifiques cuál es el momento ideal de tu día: este tiene que ser cuando puedas alejarte de tu trabajo, de cualquier distracción o interrupción. Y obviamente, ¡olvidate del celular!

Una vez que creaste este espacio, llegó el momento de llevar a la práctica el “autotoque”. Es importante que respires profundamente y de manera consciente, así permanecerás en el presente y observarás todo lo que sucede desde el famoso “aquí y ahora”.

Y AHORA SÍ, PRACTICÁ EL AUTOTOQUE

Y muy, pero muy importante, recordá que el objetivo no es el orgasmo en sí. Esta meditación implica un acto que podría parecer simple, pero realmente es muy profundo y es lo que lo diferencia de la “clásica” masturbación.

Para llevarlo a la práctica, deberías concentrarte en acariciarte de diferentes maneras por todo el cuerpo con un elemento clave delante: un espejo. Por ejemplo, podés empezar vestida, y utilizar un espejo grande para verte entera y/o uno pequeño solo para tus partes íntimas.

“Comenzá a desnudarte mientras te observás y explorá tus respuestas físicas a medida que te acariciás. Mientras lo hacés, entrarás en un espacio seguro de amor total y aceptación y empezarás a quitar velos, vergüenzas e inseguridades”, señala esta técnica.

Básicamente, se trata de sentir tu ser erótico y tus emociones fluyendo a través de tu cuerpo: “Seguí mirándote mientras te entregás completamente a la experiencia, esa de darte amor a ti misma, de regalarte este espacio de conexión con tu ser y el placer”.

Cambiá de posturas, movete, mirá cómo cambia y responde tu cuerpo ante cada estímulo que le das…. Conectate con vos, ¡no te vas a arrepentir!

Comentarios


ÚLTIMAS NOTAS