La nueva ola de las bebidas #green

Desde productos sin gluten, orgánicos y hasta veganos. Cada vez pisan más fuerte las bebidas ricas y que además nos hacen bien a nosotras y al mundo.

Mariana Gil Juncal

Viernes 29 de Enero

Periodista y sommelier. Escribe en medios de la Argentina, Chile, Paraguay y España. #mapadelvino #melocontounasommelier. En redes: @marianagiljuncal

Vinos veganos

A priori, nadie supone que el vino, que nace de la uva, puede tener algún derivado de origen animal. Pero aunque muchos estén abriendo sorprendidamente los ojos, sepan que el vino sí puede tener derivados del reino animal. 

Cada vez hay más demanda de productos veganos y, claro, el mundo del vino no se queda atrás. Por eso, hace algún tiempo empezó a resonar la aparición del vino vegano. Que básicamente es un vino sin ningún derivado del reino animal. Y de todo el proceso de elaboración del vino, hay un solo momento en donde cada productor o bodega debe tomar la decisión de realizar un vino apto vegano o no. Ese momento es la clarificación, que es la práctica enológica destinada a la eliminación de determinadas sustancias que afectan a la limpieza y transparencia del vino. Hay bodegas que deciden no clarificar sus vinos, ya que “las impurezas del vino” también pueden ser eliminadas con trasiegos; ya que al mover el vino de un depósito a otro se separa el vino de las materias sólidas que pueda tener. Otras bodegas prefieren clarificar de forma “vegana” utilizando bentonita en la clarificación, ya que al tener un origen 100 por ciento mineral no afecta con el carácter vegano del vino. Pero para clarificar el vino también se puede utilizar desde albúmina (derivada del huevo) o caseína (derivada de la leche) hasta gelatina (derivada de cartílagos de animales, casi siempre de pescado). En estos últimos casos el vino claramente no será apto vegano.

Importante es subrayar que hay vinos veganos que no tienen actualmente la certificación orgánica, pero son veganos. Es decir, no tendrán el sello vegano en la etiqueta. Así que como muchos productos veganos, los podrán encontrar investigando directamente con sus productores.

¿Dónde encontrarlos?: Biovid es una tienda online especializada en vinos orgánicos, biodinámicos, naturales y veganos. En su porfolio tienen más de 20 bodegas y 80 etiquetas que cuidan el medio ambiente. Ahí encontrarán el Chakana Nuna Rosé (blend de Syrah, Malbec y Tannat), el Vinecol Terroir Selection (Malbec con 8 meses de guarda en barricas de roble) o el Quinde Extra Brut, para las que quieran burbujas super green.

 

Vinos orgánicos, biodinámicos y naturales

Preparados biodinámicos para la la viña.

Como cualquier proceso orgánico, en el vino tampoco se utilizan pesticidas, herbicidas, ni fertilizantes agroquímicos durante todo el proceso de elaboración. Es una labor basada en la continua prevención con productos naturales y biodegradables.

Cuando hablamos de vinos biodinámicos al concepto de orgánico debemos sumarle el desglose del término «biodinámico» que proviene del griego bios (vida) y de dynamis (energía). Entonces un vino biodinámico sigue un lineamiento energético en el sentido más místico que se puedan imaginar, en donde la búsqueda del constante equilibrio del universo presupone una intrínseca relación entre el hombre y la tierra. Así, el cuidado ya no se centra solamente en el suelo sino también en todo el entorno que nos rodea. 

Los vinos naturales van un poco más allá todavía. Son vinos con muy poca intervención en el proceso de elaboración, pregonan la vuelta a las raíces de la elaboración del vino en donde todo sucedía más espontáneamente y no se seguía la lógica centrada en la industrialización del vino. Si tuviera que explicarlo cortito y al pie podría decir que el vino natural se elabora solamente con uva, sin sumar (casi ninguna) sustancia permitida Este tipo de vinos actualmente no poseen certificaciones a nivel internacional que avalen este tipo de producción, por lo cual es vital zambullirse en los circuitos que divulgan y promueven estos productos porque es la única forma de conocerlos. 

¿Por cuáles empezar? Todos los vinos de la Bodega Domaine Bousquet cuentan con certificación orgánica. Los vinos de Ernesto Catena son otra gran alternativa, como el Siesta Malbec o Cabernet Sauvignon. Krontiras Wines es una bodega orgánica con viñedos biodinámicos que además elabora vinos naturales. ¡Así que ahí van a encontrar para todos los gustos!

 

Brindis sin TACC

Vale la alegría recordar que todos los vinos y sidras son siempre bebidas libres de gluten, pero claro no sucede lo mismo con la cerveza. así que las que tengan ganas de disfrutar una buena birra helada, sin TACC, Growlers es el reconocido bar de espíritu urbano y artístico que fusiona una gran variedad de estilos de cerveza con una sabrosa cocina casera en locales de estética callejera. Poniendo el énfasis en su clara intención de inclusión de todo tipo de público desarrolló una carta especial gluten free desde hace dos años que se sirve en todos sus locales, además en el próximo mes de febrero estrenará una carta totalmente vegana. Entre sus productos gluten free no podían faltar las cervezas: actualmente ofrecen la marca Almirante Dönn Brewery, en sus versiones de Pale Ale, a base de malta sorgo de color dorado brillante, de cuerpo ligero y refrescante con notas frutales y especiadas, con un olor suave y dulce que se balancean en la boca con un final amargo por el lúpulo; Style Batch, a base de malta sorgo; Amber Ale, a base de malta de sorgo, cuerpo ligero y con aromas frutados a damascos y duraznos, en boca aparecen notas a caramelos y toffe que contrarrestan con el amargor de los lúpulos) y S.I.P.A, con sabores frutales y cítricos, espuma cremosa y persistente, cuerpo medio y alto amargor, es muy refrescante y en aroma arroja pinos y frutas tropicales.

¿Y las sidras? Outsider elabora sus sidras con 95% de manzana, sin agregados de agua y con un manejo agroecológico del monte frutal. Además, de la clásica Outsider tienen la partida limitada de lujo, Appler, una versión still & dry, elaborada cual vino blanco en barricas. De la Patagonia, RN 151 elabora distintos estilos de sidras con distintos estilos de manzanas. Está la versión Granny Smith o manzana verde, demisec con una delicada acidez en la boca. La Red delicious es la partenaire para quien busca la dulzura en la boca. Y además, tienen un producto a base de peras, que no sale bajo la nomenclatura sidra, ya que en la Argentina la sidra solo se puede elaborar a partir de manzanas.

 

Un touch herbal

 

Es lo que propone Terma, la primera bebida a base de hierbas argentina, que además es apta para celíacos. Y este verano propone armar jarras refrescantes elaboradas con agua, soda, frutas y sus hierbas especialmente seleccionadas provenientes de las distintas regiones del país y del mundo como manzanilla, boldo, cardamomo, coriandro o genciana.

Versión citrus: ¿Qué necesitamos? 300 ml (2 tazas tamaño té) de Terma Citrus, Hierbabuena y enebro + 255 ml (1 taza tamaño mug) de té verde hecho con 2 saquitos frío + 45 ml jugo de limón (4 cucharadas soperas)
 + láminas de pepino. ¿Cómo lo preparamos? Ponemos hielo en cubos en la jarra y sumamos el Terma Citrus – Hierbabuena y Enebro, el jugo de limón y el té verde frío. Decoramos con láminas de pepino. ¡Importante! Para el té verde calentar 255 ml de agua como para mate, sumar dos saquitos de té verde y esperar 3 minutos. Quitar los saquitos y esperar a que se enfríe para usarlo.

 

Una opción super frutal y refrescante

Son las aguas aguas frutales de Dolce que además son veganas y sin tacc. Antonio Taratoza Pacheco, chef del lugar, nos cuenta que se hacen 100% con jugos naturales, eligiendo frutas de calidad para asegurar la frescura. 

Dentro de las opciones de bebidas green que tienen en la carta hay licuados, aguas frutales y smoothies, todas cargadas de vitaminas y minerales, que dan como resultado un aumento tremendo de energía.

¿Y si hacemos una versión en casa? Antonio nos pasó su receta de agua frutal de frutos rojos y pepino para que puedan animarse a prepararla para disfrutar un día de estos. ¿Qué necesitamos? 240 ml. de almíbar de frutos rojos + 400 gr. de cubos de hielo + 800 ml. de agua fría + 6 pepinos en rodajas.  Para el almíbar de frutos rojos necesitamos: 1 lt. de agua mineral + 1 kg. de azúcar blanca + 1.5 kg. de frutos rojos. Ahora ¡manos a la obra! Para el almíbar colocar el azúcar y el agua en una olla y llevarlo a fuego medio hasta su punto de ebullición y dejarlo cocinar por unos 10 minutos. Pasado el tiempo, retirar e incorporar los frutos rojos y dejarla en reposo hasta obtener el punto del almíbar.

En una jarra, colocar el almíbar de frutos rojos, añadir el hielo y por último el agua fría. Luego, perfumar con las rodajas de pepinos y si lo desea, puede decorar con hojitas de menta para más frescura.

Para hacer el agua sin el almíbar, lavar bien los frutos rojos y luego colocarlos en la jarra y completar con el resto de los ingredientes. Si quieren sumar un touch más dulce, pueden agregar unas gotitas de edulcorante. 

 

ÚLTIMAS NOTAS