Citrino: el cristal para trabajar la abundancia, la expansión y autoexpresión

La terapeuta holística y experta en gemas nos enseña a utilizar este cristal en nuestra vida diaria. Claves y rituales.

Tamara Kohen

Sábado 29 de Febrero

Redactora y actriz. Me encanta escribir sobre medicina y cosmética natural, alimentación consciente, cristales, rituales y plantas. Investigo, estudio, pruebo y comparto. En redes soy @tamarakohen

Esta gema amarilla de la familia de los cuarzos nos conecta con la energía del Sol, como si fuera su representante en la Tierra. Cuando necesitamos despertar a nuestro Sol interno (identidad y autoexpresión) es uno de los mejores aliados. Nos reconecta con la alegría y vitalidad, siendo muy útil en momentos de desesperanza, tristeza y pocos ánimos. Nos abre los caminos de la prosperidad y nos da la confianza para transitarlos.

Corresponde a la vibración del chakra del plexo (donde radica el chakra de la creatividad) y en contacto con esta zona nos equilibrará esta energía alinéandose. Aún así siempre podrá ir dónde una desarmonía lo convoque.

Usos y rituales
Una forma de hacer aprovechar la energía de este cristal es en contacto directo con nuestro cuerpo, apoyándola sobre nosotras o utilizando un colgante o un anillo.

Colocarla en espacios donde querramos levantar la vibración de alegría, también es una opción.  Por otro lado, un citrino puede ser un gran aliado a la hora de armar un altar de la abundancia.

Si querés utilizar símbolos u objetos directamente relacionados con la prosperidad y la abundancia podés incluír: estampita de Ganesha o Laksmi, velas amarillas o doradas, un cristal de citrino o una pirita, que es el amuleto de la abundancia por excelencia y funciona como un imán para atraer creatividad y, algunos dicen, dinero.

A través de la Meditación del Sol interior podemos abrir nuestro plexo solar,  invitándonos a conectar con la abundancia y prosperidad, no desde la perspectiva no económica, sino con la certeza de que la abundancia universal nos pertenece y no es algo que viene de afuera. El protagonista de este ritual (además de nosotras, obvio) es el citrino, con el que trabajamos el merecimiento, la confianza y la seguridad personal.

Importante. El citrino puede limpiarse dejándolo en agua y también bajo la luz de la luna y el sol, en una maceta con tierra para que transmute también es opción.

Mini Bio

Liz Acosta es Terapeuta Holística, Master Reiki, Gemoterapeuta, Profesora de Qi Gong Terapéutico formada en la Fundación Naturopática Argentina dirigida por Mario Shwarz y la Asociación Qing Mo Tiyu Argentina dirigida por Gustavo Salvatto, ambas instituciones avaladas por el Departamento de Artes Marciales de la Universidad de Nanjing, China. Actualmente formándose como instructora de Mulan Quan con la Profesora Rocío Nocelli, discípula de la Maestra Ana Wu. Contacto: Instragram: Ayunerai

 

 

ÚLTIMAS NOTAS