Claves para dormir con la mente despejada

Liberar la cabeza de pensamientos negativos o invasivos debería ser el principal objetivo para mejorar la calidad del sueño y combatir el insomnio.

Tamara Kohen

Domingo 17 de Octubre

Los beneficios de la meditación son tantos que quedarse sentado por algunos minutos sería una práctica muy limitada de la disciplina. Se ha demostrado que la meditación puede ayudar a reducir el estrés, disminuir el riesgo de depresión e incluso mejorar la calidad del sueño y de la memoria, como menciona un artículo de The Huffington Post.

De China se pueden tomar algunas posturas para esta práctica, provenientes de las artes marciales antiguas como el Tai Chi y Qigong.

1 – Inicio

Ponete de pie con las rodillas ligeramente flexionadas y los pies separados. Comenzá a mover las muñecas, levantá las manos y los brazos delante tuyo a la altura del hombro, para luego doblar los codos mientras mantenés las manos relajadas. Inhalá al tiempo en que levantás los brazos y exhalá cuando los dejes caer. El movimiento debe ser fluido, como una cascada. Enfocá tu mente y todo tu cuerpo en lo que estás haciendo.

2 – Como una nube

Parate, mantené las rodillas ligeramente dobladas y los pies separados. Mové el peso del cuerpo hacia la derecha y levantá la mano a la altura de los ojos, al tiempo en que vas cambiando el peso al lado izquierdo y el otro brazo se mantiene a la altura del ombligo. Hacé lo mismo hacia el otro lado. Este movimiento ayudará a dirigir la energía a través del cuerpo para mantenerte relajado.

3 – Balance del ying y el yang

De pie, doblá las rodillas ligeramente y mantené los pies separados. Deslizá el pie izquierdo y levantalo mientras tu brazo derecho hace lo mismo. Enfocá la mirada en un punto para mantener el equilibrio. Repetí la secuencia con las extremidades inversas.

shutterstock_564290461

4 – Producí melatonina

Por otro lado, los especialistas Rasmus Hougaard, Jacqueline Carter y Gillian Coutts indican en un artículo de The Daily Mail que la clave está en la Melatonina, un químico presente en el cerebro y el cuerpo que determina la calidad de sueño y es una genial y orgánica droga para dormir. Para conseguirla, proponen realizar algunos ejercicios, tales como:

  • Antes de acostarte, sentate en el borde de la cama, cerrá los ojos y permití que los pensamientos fluyan. Después, dejalos ir. Concentrate en la respiración, dejá que tu cuerpo se relaje. Soltá.
  • Acostate sobre tu espalda. Mantené una conciencia sobre tu respiración mientras relajás tu cuerpo y profundizás cada vez más con cada exhalación. No fuerces tu atención en la respiración, ya que te mantendrás despierto.
  • Después de un tiempo, verás como tu conciencia irá disminuyendo. Cuando ocurra, acomodate del lado derecho y permitite ingresar en el sueño.

Otros consejos para dormir mejor

5 – Evitá la luz azul (pantallas) hasta 60 minutos antes de dormir

6 – Todos los quehaceres 60 minutos antes, también (lavar los platos, pasear al perro, sacar la basura, terminar un trabajo)

7 – Ordená la habitación 

ÚLTIMAS NOTAS