Aprovechá las horas de sueño para mejorar tu piel

Si pensabas que la crema diurna funciona también a la noche, te equivocas. El descanso exige productos especiales que potencian los efectos de la renovación celular.

#StaffMujer

Viernes 23 de Abril

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

La piel también siente la diferencia entre la noche y el día. Es que, cuando se apaga la luz, el organismo enciende un potente proceso de renovación celular, es decir que se generan nuevas células. “Durante el sueño, se fortalece el sistema inmunológico, aumenta la relajación muscular, sube el flujo de sangre y eso hace que la piel esté más oxigenada y lista para renovarse”, explica la médica dermatóloga Adriana Raimondi.

Esa conjunción de factores hace que la noche sea el momento ideal para utilizar productos con mayor concentración de activos, como los sueros. Claro que no se trata de elegir cualquiera, hoy en día, la industria cosmética ofrece líneas especificas de uso nocturno. La mayoría lleva componentes que estimulan la renovación celular, como los ácidos retinoicos y glicólicos. También poseen principios despigmentantes, ya que muchos de los activos que se utilizan con ese fin son incompatibles con la luz solar.

Además, las cremas de día ponen foco en otras necesidades como la protección solar, la humectación, etc.

Crédito: @niveaargentina

La limpieza, el primer paso Una buena limpieza facial es la primera clave para lucir una piel saludable, pero si este principio es básico, durante la noche hay que darle más énfasis. Es que, a lo largo del día, la piel absorbe impurezas, oleosidad y bacterias y estas tapan los poros. La única forma de deshacerte de todos esos souvenirs diarios es la limpieza profunda.
Si te maquillaste, primero utiliza una crema o loción demaquillante (puede ser el agua micelar o algún bifásico si utilizas make up a prueba de agua). Recién después realizá la limpieza con gel o crema, y es luego de este paso que la piel está lista para recibir el tratamiento nocturno.

Shock de renovación

La reparación nocturna de la piel es tan importante que vale la pena aprovechar ese momento para aplicar mascarillas de acción profunda. También en este caso, las marcas de cosmética crean fórmulas específicas, algunas pueden dejarse actuar durante toda la noche, mientras que otras se retiran.
Para potenciar sus efectos, conviene usar previamente un exfoliante -que desprenda bien todas las células muertas del rostro- y luego colocar la mascarilla.

Por último, tené en cuenta algo obvio: ningún producto hace magia, la primera pauta a cumplir para favorecer la regeneración celular del organismo es descansar bien. “La falta de sueño aumenta la producción de radicales libres y de estrés. Esto trae como consecuencia envejecimiento cutáneo y pérdida de lozanía. Se marcan más las arrugas y las ojeras. Un mal sueño se traduce en un tono pálido y ojeroso, una textura seca, sin luz ni brillo, áspera y, en general, en un aspecto ajado y avejentado”, concluye Raimondi.

ÚLTIMAS NOTAS