¿Cómo cuidar la piel grasa?

Gisella Martino Cepeda

Miércoles 10 de Marzo

Soy Gigi Martino, Lic en Diseño y Gestión de Estéticas. Me especializo en Moda y soy una apasionada de los detalles y todo lo visual. Pueden ver más de mi trabajo en @gigimartinoc

La piel grasa y oleosa es un tipo de piel muy particular, requiere cuidados y tratamientos especiales. Muchas veces al no saber que tipo de piel se tiene, se pueden cometer graves errores a la hora de comprar productos. Veamos ahora una serie de consejos para estas pieles.

A la piel grasa se la debe cuidar correctamente, existen mitos y prejuicios sobre este tipo de piel que hacen que las personas que la tienen la traten mal. Uno de los errores más frecuentes sucede a la hora de la hidratación, existe el mito de que los productos generan aún más oleosidad y por eso en muchos casos las personas con piel grasa suelen tenerla además deshidratada.
Las pieles grasas se caracterizan por tener los poros dilatados y brillo en todo el rostro, no solamente en la zona “T”, algo propio de las pieles mixtas. Se trata de pieles que tienden a tener puntos negros, a aparición de granitos y una textura no uniforme.

LIMPIEZA
La limpieza siempre es la base de una rutina de cuidado de la piel, es fundamental, pero el caso de las pieles grasas es uno particular y debe tratarse con los productos adecuados y específicos para este tipo de piel. Estos productos contienen seborreguladores que ayudan a reducir la producción de grasa, y además, ingredientes para calmar la irritación de la piel. Se debe tener mucho cuidado al elegir el producto de limpieza, ya que se busca una limpieza profunda pero se debe evitar un exceso de sequedad en la piel, porque luego puede desencadenar en una hiperseborrea. Al finalizar con el producto de limpieza lo más aconsejable es aplicar un tónico.

TEXTURA DE LOS PRODUCTOS
Otro gran mito que gira en torno a las pieles grasas es sobre los productos oleosos, los aceites y los sérums. La realidad es que aplicar un aceite sobre una piel grasa no es malo, ayuda a la limpieza, porque los aceites arrastran los aceites. Lo ideal es que si se aplican aceites sean naturales, como el olio de argán o de chía, ya que no van a tener derivados del petróleo en ellos. Por otra parte se recomienda que los productos de maquillaje sean de textura líquida y fluidos: emulsiones, sérums, geles y cremas ligeras que no aportan más grasa.

RUTINA
Una rutina para piel grasa debería consistir en la aplicación de un sérum seborregulador y una crema hidratante ligera a base de agua en la mañana; y por la noche se debería aplicar un producto con retinol, acido glicólico o acido salicílico, para controlar el acné.

DESHIDRATACIÓN
El miedo a generar un exceso de grasa lleva a muchas personas a no usar cremas hidratantes. Se trata de un mito y un error de los más frecuentes porque esto lleva a la deshidratación. Para combatir la deshidratación se deben buscar productos ligeros hidratantes a base de agua, y el más recomendado es el ácido hialurónico.

EXFOLIACIÓN
No se debe abusar de la exfoliación, pero es cierto que las pieles grasas la necesitan más que otras, por lo tanto lo aconsejable es realizar exfoliación de 1 a 2 noches por semana si se tiene acné y sino lo normal sería entre 3 y 4 noches por semana.

Por supuesto consultar un dermatólogo siempre es la mejor opción.

ÚLTIMAS NOTAS