Cómo cuidar la salud y energía en Primavera, según la Medicina China

Claves de una especialista para comprender cómo la influencia de la Naturaleza se ve reflejada en nuestro organismo y en nuestra psiquis.

Tamara Kohen

Martes 28 de Septiembre

En el ciclo de la vida, los Humanos somos partícipes de un movimiento constante junto a las energías del Cielo y de la Tierra. Todo lo que acontece en la Naturaleza sucede también en nuestro interior. La influencia de la Naturaleza sobre nosotros, se ve reflejada en organismo y en nuestra psiquis en cada cambio de estación.

SOY Mujer entrevistó a Gisela Díaz, Terapeuta Zen Shiatsu y Masoterapeuta y con formación en Medicina Tradicional* para conocer cómo podemos cuidar y potenciar nuestra salud durante esta Primavera.

Efectos energéticos

Dentro de la teoría de los 5 elementos, para la medicina china, la primavera está representada por el movimiento madera que se caracteriza por la expansión, viento, creatividad, renacimiento. Internamente, en nosotros, las energías que ayudarán aportar viento interno (expansión), como a neutralizar el viento externo (clima), son el hígado y la vesícula biliar que van a promover la formación del wei interno (defensas internas) y wei externo (defensas externas).

A su vez el hígado se caracteriza por dar dinamismo a todas nuestras funciones biológicas. Así como también almacenar y purificar la sangre. También Influye en nuestros músculos y tendones, de lo cual va a ser de vital importancia mantenernos en movimiento para ayudar a mejorar distribución de la sangre y desintoxicación, incluyendo la flexibilidad para evitar estancamientos en nuestro Qi (energía).

Crédito: Gisela Díaz

En nuestro estado anímico, observaremos que la imaginación, el deseo y la acción estarán más activados. Según cómo esté nuestra energía, nuestro temperamento puede verse afectado junto al crecimiento de nuestra actividad, llevándonos al estrés, la ambición, la fijación mental de una idea (fanatismo), ofuscación, la ira y finalmente a la frustración. 

Las enfermedades más recurrentes son alergias, conjuntivitis, tendinitis, contracturas, migrañas, hasta grastronteritis.

Cuidados de estación

EJERCITAR.  Como estamos en una estación que nos invita al movimiento, es importante mantenerlo en nuestro organismo. Aplicar caminatas de hasta 50 cuadras por día, para activar la circulación y la oxigenación en sangre

También son importante la elongación (yin), y la resistencia muscular (i>yang). El primero evita que la energía (Qi) no se estanque ya que elongan todos los meridianos (canales energéticos que circular por todo el cuerpo), y el segundo ayuda a recibir mejor cualquier impacto psicoemocional. De esta forma vamos a poder mantener un estado anímico favorable y así tomar mejores decisiones. Además de reducir los niveles de contracturas.

Por otro lado, es recomendable evitar usar ropa apretada o ceñida al cuerpo y tratar de llevar el pelo lo más suelto posible para seguir aportando a la circulación de la energía (Qi) en todo el cuerpo.

La reconexión con la respiración y el ser consciente del manejo de las energías, es otras de las cosas que recomiendo aplicar. Aprender Taichi y Chikung, ayuda a fortalecer las articulaciones, el sistema inmunológico, la postura y a relajar del cuerpo.

ALIMENTACIÓN. Las verduras de hojas verdes y las frutas frescas (a temperatura ambiente) van ayudar a mantener un cuerpo liviano y con más nutrientes. Es importante incorporar menos alimentos ácidos para fortalecer la energía del hígado. Su consumo excesivo puede producir una lesión en su energía y, consecuentemente, una lesión y desgaste de la energía del bazo.

Por otro lado, los alimentos calientes son los menos recomendables, ya que pueden aportar mayor calor a nuestro organismo. Pensemos, para esta época, el calor interno puede ser intenso, y agregar más calor puede generar un calor patógeno. Ejemplo: los fritos, las grasas, carnes rojas, café, mate. Estos dos último pueden llevar a la ansiedad y así al estrés. También hay que tener en cuenta que la cerveza, en mayor medida, no ayuda al hígado.

Por último, es importante comer muy liviano de noche porque cuando dormimos el hígado almacena y la depura la sangre. Es así que su energía se pone a la tarea para generar el wei interno (defensas internas). De esta forma, se mantiene un equilibrio entre la superficie y el interior, a la vez que la energía patógena no puede invadir el organismo.

ALIADOS. La primavera es una estación difícil porque los cambios bruscos del clima (frío a calor y de calor a frío) afecta al sistema inmune. Es importante que las defensas estén en óptimas condiciones para evitar el ingreso de cualquier factor patógeno.

  • Espirulina: es un alga con alto contenido de proteína (hasta un 70%), rica en hierro y en aminoácidos esenciales. Favorece la síntesis de hemoglobina, constituyente esencial de los glóbulos rojos.Se la puede conseguir en polvo o capsulas de 5g y consumir por día en varias tomas, mezclada en jugo de frutas por la mañana.
  • Limón: es una fruta ácida que contiene vitaminas del complejo B (B1, B2, B3, B5, B6 , PP), la vitamina C en gran cantidad y la vitamina P. Tiene minerales como el potasio, magnesio, calcio, fósforo, sodio, hierro y flúor. Ayuda a sacar cualquier sustancia extraña del cuerpo. Es ideal tomar jugo de limón puro y en ayunas para ayudar a que transpire el hígado y así limpiarlo de cualquier toxina. También se puede hervir su cascara y consumirlo en forma de infusión.

Para comprender mejor: ¿Qué es la Medicina Tradicional China?

Es una técnica que nos lleva a ver a la energía como una fuente integradora y reguladora del cuerpo. Comprende que el Ser Humano forma parte del cielo y la tierra, siendo el mismo un transformador de energía, diferenciándose del resto de los seres vivos capaz de producir y responder a ciertas manifestaciones específicas. A partir de comprender este principio, se trata las enfermedades entendiendo que previamente pasaron por una fase de desorden energético manifestándose luego en el cuerpo. Es decir que antes se manifestaron síntomas que advirtieron la concreción de una posible enfermedad. Por otro lado, es preventiva, lo cual, la mayoría de las consultas son de personas donde tienen síntomas pero que los médicos no descubren enfermedad alguna. A su vez no se descarta la terapia occidental, que trata a la persona una vez que ya está instalada la enfermedad.

*Mini bio

Gisela Alejandra Diaz es Terapeuta Zen Shiatsu y Masoterapeuta. Actualmente está en el último año de la carrera de Medicina Tradicional China con formación en Acupuntura Bioenergética en el Cafse Caba.  Contacto@diazdemasaje / Diaz de Masaje.

ÚLTIMAS NOTAS