Coregasmos: ¿Se puede alcanzar un orgasmo haciendo ejercicio?

Este término se utiliza para definir al clímax obtenido a partir de ejercicios físicos y no mediante la estimulación en pareja o masturbación. Qué ejercicios hacer para lograrlo y qué dice la ciencia.

Gisela Carpineta

Lunes 30 de Marzo

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

También conocido como el orgasmo del ejercicio, el coregasm es una “nueva” técnica que asegura el placer de una manera distinta: a través de ejercicios físicos y no mediante la estimulación en pareja o masturbación.

¿Por qué “nueva” entre comillas? Básicamente, porque si bien se empezó a hablar de esto hace relativamente poco, la técnica tiene larga data.

Según un estudio de la Universidad de Indiana en Estados Unidos realizado en 2011 y publicado en la revista académica Sexual and Relationship Therapy, se demostró que hay personas que pueden llegar al orgasmo mientras realizan ejercicios o actividades físicas.

De estudio participaron 530 mujeres, de las cuales 124 confesaron que llegaron al orgasmo mientras practicaban yoga, andaban en bici, corrían o levantaban pesas. La investigación también determinó que la estimulación en la zona abdominal era la principal causa del clímax sexual en algunas personas.

Sex And The City GIF - Find & Share on GIPHY

Sin embargo, el “coregasmo” no es algo nuevo, ya que la ciencia lo descubrió a mediados del siglo XX. Fue el investigador Alfred Kinsey, el llamado “padre de la revolución sexual”, quien encontró que alrededor de un 5% de las mujeres que participaban en sus encuestas reconocían haber alcanzado el orgasmo mientras practicaban ejercicio.

¿Qué pasó con esto? Kinsey no indagó mucho más en este aspecto, ya que su principal trabajo giró en torno a la escala de la orientación sexual, y el tema recién volvió a estar en la mesa en los últimos años.

EL CAMINO AL PLACER: ¿Qué ejercicios provocan el orgasmo?

Según remarcan los especialistas, no todas las rutinas abren las puertas del placer de la misma manera. Los ejercicios con los que más se consigue son los abdominales, así lo confirmaron el 51% de las encuestadas que llegaron al orgasmo.

Después, los entrenamientos sobre bicicletas fijas o el spinning, con el que llegaron un 19% de las participantes, seguido de los ejercicios en barra o con sogas (un 9,3%), del levantamiento de pesas (un 7%) y del running y otro tipo de entrenamientos (otro 7%).

  • Abdominales: Es lo más sencillo y efectivo para lograr el coregasmo. En ese sentido, para mejores resultados se recomienda colocar una almohada en la zona lumbar para ayudar a que los músculos se contraigan.
  • Levantar las piernas: La Silla Capitán o el suelo también produce el orgasmo. Este ejercicio consiste en alzar las piernas hasta los 90 grados y trazar círculos con ellas mientras colgamos de una barra. Otra opción es probar levantando una pierna cada vez.

¿MÁS INFO?

¿Te quedaste con ganas de saber más sobre este tema? Si bien tras la publicación del estudio no se realizaron investigaciones que profundizaran más sobre el Coregasm, Debby Herbenick -la encargada de este estudio y experta en sexualidad humana- publicó en 2015 el libro The Coregasm Workout que podés conseguir en Amazon.

En este, profundiza en las claves del coregasmo y en por qué el ejercicio físico puede ser también uno de los caminos hacia el placer. Además, incluye experiencias sexuales de algunas mujeres que aseguran que se trata de una experiencia diferente.

View this post on Instagram

Well, well, well, look what #amazon sent today! 👍 It's time to #learn, to help #educate my #pureromance #bestpartyever customers of course!😉 #coregasm #debbyherbenick @debbyherbenick #books #bookie 📕#shutyourtvoffandpickupabook #workfromhome #oteam 💪 #getfit 🎉👇👇💝👇www.pureromance.com/nicoledewey

A post shared by Pure Romance by Nicole Dewey (@prnicoledewey) on

“Esto ayudaría a hacer más divertido el ejercicio, y a la vez tener una vida sexual más satisfactoria”, promete la autora que además aclara que el tipo de orgasmo que se consigue mediante el ejercicio es muy distinto al que llega con el sexo: “Las relaciones íntimas incluyen una conexión emocional con la pareja, calidez y sentimientos. En el ejercicio no hay nada de esto, pero experimentarlos puede llevar a mejorar la vida sexual con la pareja”.

 

Comentarios


ÚLTIMAS NOTAS