Día Mundial de la Hamburguesa: un sabor para cada paladar

#StaffMujer

Viernes 28 de Mayo

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

El origen de esta celebración es un poco incierto. Hay quienes dicen que surgió cuando las panaderías de Hamburgo comenzaron a fabricar panes redondos, y hay también una leyenda que relata que un 28 de mayo de 1900, un inmigrante alemán en Estados Unidos sirvió la primera hamburguesa en su restaurante, cuando un cliente pidió algo “rápido y rico”

Para sumarnos a la celebración de uno de los platos más populares y solicitado, les compartimos recetas con variados ingredientes para todos los gustos.

Provo Burguer

Crédito receta: Javier Martínez Prezioso, chef de 70 30 Beer House.

¿Qué necesitás?

  • Pan de hamburguesa
  • 2 medallones de carne 100 gr (podemos reemplazarlos por hamburguesas caseras o prefabricadas)
  • 100 gr de medallón de provoleta
  • Una cucharada de pesto

Paso a paso

Colocar los medallones de carnes en la parrilla (¡las que tengan! Sino pueden usar el grill del horno o la plancha) y cocinarlos hasta que la carne obtenga el punto deseado (jugosa, bien cocida o término medio). Colocar uno de los medallones de carne encima del otro y ambos dentro del pan de hamburguesa. Luego, derretir (solo un poco) el medallón de provoleta y una vez que tenga el punto deseado (¡caliente pero no derretidísimo!) colocarlo encima de los medallones de carne. Para coronar la receta sumamos una cucharada de pesto fresco encima del queso y cerramos la hamburguesa con el pan por encima.

4 claves para reconocer una buena hamburguesa de carne

  1.  La carne siempre debe tener un 70-80% de proteína y 20-30% de grasa. Si la carne es más bien magra la hamburguesa quedará muy seca. Así que si tenemos antojo de hamburguesa pero no queremos sumar mucha grasa a nuestro cuerpo, podemos elegir alguna propuesta protagonizada por pollo, pavo o pescado. ¡Porque carne magra en hamburguesa vacuna es sinónimo de fracaso en en el sabor!
  2. ¡El pan tiene que cubrir la totalidad de la carne! Parece una obviedad, pero muchas veces no sucede. Y otro aspecto fundamental de la elección del pan es que la consistencia debe ser lo suficientemente firme como para que no se desarme a cada bocado. ¡Tenemos que poder sostener nuestra hamburguesa con las manos y que no se nos deshaga!
  3. La cocción idealmente debe ser en plancha o en sartén para potenciar el sabor; así se cocina en su propia grasa y nuestra experiencia en boca se multiplica por mil.
  4. Una hamburguesa cambia de vestido dependiendo de los toppins o ingredientes adicionales que elijamos. ¡Panceta crujiente, hongos, palta o quesos de todos los colores son solo algunas de los sabores que podemos encontrar entre panes!

Crocante de berenjena con salsa tártara

¿Qué necesitás?

  • 3 berenjenas grandes
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • 10 gr de jengibre
  • 6 cucharadas de pan rallado
  • 1/2 cucharada de comino
  • Perejil picado
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Para la salsa:

  • 1 taza de mayonesa
  • 1 pepino agridulce
  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de jugo de limón
  • 1 cucharadita de perejil
  • Sal y pimienta

Paso a paso

  1. En un recipiente, mezclar la mayonesa y el pepino y la cebolla picados.
  2. Agregar el jugo de limón, perejil picado, pimienta y sal.
  3. Guardar la salsa en la heladera por 1 hora antes de consumirla.
  4. La salsa: En un recipiente, mezclar la mayonesa y el pepino y la cebolla picados. Agregar el jugo de limón, perejil picado, pimienta y sal. Guardar la salsa en la heladera por 1 hora antes de consumirla.

Mijo, Opción Vegana sin gluten

¿Qué necesitás? 

  • 1 taza de mijo
  • 1 o 2 hojas de laurel
  • 1/2 cuadradito de caldo vegetal
  • 2 dientes de ajo picado
  • 1/2 taza de zanahoria rallada fina
  • 1 cucharada de perejil picado
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1/4 de taza de semillas de girasol
  • 1 1/2 cucharadita de sal
  • Pimienta negra al gusto
  • 4 tomates deshidratados
  • Salsa de soja

Paso a paso 

  1. Poner en remojo las semillas de girasol y los tomates deshidratados, cada uno en un bol diferente, durante 2 horas. •
  2. El agua de remojo es mejor que sea un agua filtrada, embotellada o lo más pura posible, para que no absorba el gusto del cloro.
  3. Lavar el mijo en un colador.
  4. Poner 3 tazas de agua a cocer con la media pastilla de caldo, el laurel y una pizca de sal. Cuando la pastilla de caldo se haya disuelto agregar el mijo y dejar que se cocine durante 25 minutos a fuego bajo, o hasta que el cereal haya absorbido todo el líquido.
  5. Una vez cocido el mijo, hay que dejarlo en reposo hasta que tome temperatura ambiente para poder trabajar bien con él.
  6. Mientras tanto, rallar la zanahoria, picar el ajo, el perejil, cortar a cuadraditos los tomates rehidratados. • Colocar en un bol grande el mijo, la zanahoria, los ajos, el perejil, los tomates, las semillas. Mezclar bien y agregar salsa de soja. Ponerle luego un poco de orégano, la cucharada de aceite y pimienta negra. • Revolver todo con las manos y elaboramos así las hamburguesas.
  7. Para cocinarlas lo podemos hacer de dos maneras: una opción es dorarlas en una sartén antiadherente con un poco de aceite.
  8. También se pueden poner directo en el horno, precalentado a unos 160 grados. Una vez doradas, sácalas del horno y es importante esperar unos cinco minutos ya que sí las retirás enseguida de la bandeja del horno podrían deshacerse.

ÚLTIMAS NOTAS