Entrenamiento HOT: descubrí los sexcercises

Los ejercicios que hacés debajo de las sábanas y con poca ropa también podrían ayudarte a lograr esa figura que tanto deseás.

#StaffMujer

Domingo 13 de Junio

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

¿Quién dijo que la única manera de ponerse en forma es yendo al gimnasio?  Combinar el sexo y el ejercicio puede quitarle el factor aburrido al entrenamiento físico y aumentar simultáneamente, la cantidad de tiempo que le dedicás al sexo. ¿Qué tipo de sexecercises podés hacer? La autora y experta en sexualidad Jenny Block, propone en el sitio de la cadena de noticias Fox News, los siguientes:

  1. El hombre debe acostarse boca arriba y la mujer en cuclillas sobre él. Así, puede trabajar sus muslos y pantorrillas mientras que el caballero trabaja sus abdominales. Si te inclinás un poco hacia atrás, podrías ejercitar tus abs, y si él levanta la cabeza para echar un vistazo más de cerca a ‘la acción’, puede intensificar su trabajo abdominal también.
  2. Vos tenés que acostarte boca arriba con las piernas en el aire y tu cola un poquito levantada. Tu chico debe colocarse en cuclillas para iniciar la acción. Así, tu estómago y la parte inferior de tu cuerpo tendrán un gran entrenamiento y él también ejercitará piernas y brazos.
  3. Colocáte de espaldas con las piernas abiertas y él sobre vos, como si estuviese haciendo flexiones. Sí él hace movimientos hacia arriba y hacia abajo, flexionando sus brazos, realmente hará un trabajo intenso en la zona superior de su cuerpo.

Algunas posiciones tradicionales que son muy beneficiosas

Depende de cuánto entusiasmo le pongan, pero el misionero puede beneficiar a los músculos de tu torso“, dice Stacy Berman, entrenador físico, en la revista Fitness Magazine. “Si tu pareja empuja en tu dirección, deberías realizar el mismo empuje, pero opuesto y hacia atrás. Esto requiere una gran cantidad de fuerza en los músculos de tu torso y empezarás a quemar calorías”. Según, Patti Britton, expresidente de la Asociación Americana de Educadores, Consejeros y Terapeutas de Sexualidad, también estarás trabajando tus abdominales. “Se pueden fortalecer tus abs, centrando la fuerza en ellas cuando levantás la pelvis”.  Además, la posición del misionero también puede proporcionar un buen entrenamiento para tus glúteos.

La clásica pose ‘del perrito’,  también es un buen entrenamiento. La penetración por detrás involucra el torso de la mujer porque tiene que conseguir estabilizarse en cuatro patas. También, se trabajarán los cuádriceps y glúteos que te ayudan a prepararte contra el impacto.

Aliados para el buen sexo

Los deportes también colaboran para que tengas un mejor rendimiento en la cama. “Cualquier forma tradicional de ejercicio, desde correr a levantar de pesas, puede mejorar tu condición física y por lo tanto, optimizar tu vida sexual”, indica Block y agrega que, como el buen sexo requiere agilidad, flexibilidad y resistencia, practicar pilates, yoga y danza puede ser particularmente beneficioso, ya que optimizarías todas las cualidades mencionadas, y mejorarías la fuerza y el equilibrio.

¿Te faltaba alguna razón más para inscribirte en pilates? ¡Te la acabamos de dar! Recordá que si tenés alguna duda acerca de tu entrenamiento o de tu sexualidad, tenés que consultar con un especialista de la salud.

via GIPHY

Comentarios


ÚLTIMAS NOTAS