El método japonés para lograr una la postura corporal perfecta

Se trata de un programa de cinco sencillos ejercicios de 30 segundos de duración, que combina conocimientos del ballet, el yoga y pilates.

Tamara Kohen

Martes 28 de Julio

Redactora y actriz. Me encanta escribir sobre medicina y cosmética natural, alimentación consciente, cristales, rituales y plantas. Investigo, estudio, pruebo y comparto. En redes soy @tamarakohen

¿Tenés registro de tu postura corporal? ¿Sabías que es clave para no sentir dolores ni lesionarte, y que además es fundamental para equilibrar el sistema nervioso? La japonesa Yoko Mizoguchi, ex bailarina y célebre instructora de pilates, es la creadora de un revolucionario método de reajuste corporal.

Conocida como la reina del ajuste corporal en su país, Yoko descubrió que la clave para obtener un cuerpo flexible y estructurado reside en la posición correcta de la pelvis y en las articulaciones de las caderas. Entonces diseñó una serie de ejercicios de menos de 30 segundos cada uno, que desbloquean las articulaciones y reajustan el cuerpo dándole flexibilidad, fluidez y naturalidad a los movimientos.

5 ejercicios

Esta rutina busca destensar la pelvis, las caderas, los hombros, los omóplatos, los glúteos y los tobillos. Realizá cada ejercicio todos los días durante 30 segundos, en donde sea que estés.

    1. Caminar con glúteos. Mové la cadera hacia la izquierda y derecha como si avanzaras con la cola, y luego llevá la pelvis hacia delante y hacia atrás. Este ejercicio ayuda a desbloquear las articulaciones de la pelvis y mejora la movilidad de la cadera, que muchas veces, sobre todo si pasamos mucho tiempo sentadas, queda descompensada y provoca dolores en la espalda.
    2. Rotar hombros. Destensar estas articulaciones ayuda aflojar la tensión entre el cuello y los hombros y, por ende, a reducir la tortícolis. Este ejercicio reubica los hombres en su lugar y evita que nos encorvemos.
    3. Rotar omóplatos. Ésta suele ser una zona bastante olvidada en la rutina de ejercicios. Sin embargo, es fundamental. Rotar los omóplatos desbloquea la espalda y quita tensión al resto de músculos. Otro opción es pararse y elevar los hombros como si tocaran las orejas.
    4. Estimular glúteos. La tensión en esta área reduce el movimiento de las articulaciones de la cadera, tira la pelvis hacia abajo y se produce el dolor y la tensión postural. Aflojá los glúteos realizando pequeños movimientos rotatóreos sobre una pelota y aprovecha a darte masajes.
    5. Estirar tobillos. Sentate en el suelo, estirá las piernas y colocá los pies en punta con los tobillos flexionados. También podés apoyar un pie en algún zócalo con el talón sobre el suelo y tirarlo hacia abajo. Este ejercicio ayuda a combatir la retención de líquidos y mejora tu andar.

Efectos

El método de Yoko propone primero destensar el cuerpo y luego reajustarlo.  Los efectos se sienten de inmediato tanto en el cuerpo como en la cara. Las molestias cesan, la figura se vuelve esbelta, los movimientos son más flexibles, y además ayuda a equilibrar el sistema nervioso, a activar el metabolismo, y eliminar desechos.

Descubrí qué tipo de armadura tenés

Además de ejercitar 3 minutos por día, el programa de Yoko invita a conocer tu corporalidad. Su programa define cuatro tipos de cuerpo o, como ella define, ‘armaduras’ y todas ellas están determinadas por nuestro estilo de vida. ¿Cuál es la tuya?

Crédito: libro ‘Cuerpo perfecto en 3 minutos’

 

Crédito: libro ‘Cuerpo perfecto en 3 minutos’

ÚLTIMAS NOTAS