El secreto de las tres páginas de la mañana

Es un ejercicio que plantea Julia Cameron en su tan famoso libro “El Camino del Artista”. ¿En qué consiste este método, y por qué escribir tres páginas matutinas puede ayudarnos a drenar pensamientos e ideas, y organizar nuestra vida?

Paz Berri

Miércoles 26 de Febrero

Siempre digo que “me gusta escribir”. Soy licenciada en Ciencias de la Comunicación (UBA), periodista, y creadora de contenido para marcas. Además doy talleres sobre ¿Cómo generar contenido para Instagram? Mi blog: www.pazberri.com Mi IG: @pazberri

“Para restablecer tu creatividad, primero tienes que encontrarla”, dice Julia Cameron en el libro “El Camino del Artista”, donde nos invita a destrabar bloqueos creativos. La autora trabaja con un montón de herramientas, ejercicios y propuestas. Y una de ellas nos encantó: las páginas de la mañana. Les contamos en qué consiste este método, que funciona como el mapa de nuestro mundo interior, y nos ayuda a reestablecer la creatividad perdida.

La idea es que puedas escribir todas las mañanas tres páginas manuscritas, que expresen lo que fluya por tu mente en ese momento. Puede ser desde lo más inspirador, hasta que tenés que ir al súper y lavar las cortinas, que estás cansada y no tenés ganas, y bla bla bla. La propuesta es transformar estas páginas, en una especie de “drenaje cerebral”.

No hay una forma buena o mala de hacerlas. Solo tenés que escribir. Hacer que la mano se mueva por la hoja, y transmita lo que pasa por la mente (aunque parezca sin sentido). Nadie podrá leer tus páginas. Ni siquiera vos misma durante un largo tiempo. Tan solo hay que escribirlas y guardarlas.

Lo que Cameron explica, es que todo ese material -a veces enojoso- que escribimos a la mañana, es lo que se interpone entre nosotros y nuestra creatividad. Las preocupaciones del trabajo, la ropa que tenemos que lavar, las cuestiones de los hijos, los trámites pendientes: todo eso que opaca nuestros días, hay que bajarlo al papel. Siempre. Es lo que, en palabras de la autora, nos va a permitir pasar la barrera del miedo, de la negatividad, y de nuestros humores.

Es increíble ver cómo de verdad, estas páginas nos ponen en contacto con lo que pensamos y creemos necesitar. Porque empezamos a identificar preocupaciones, problemáticas, a veces nos quejamos de cosas que ni sabíamos que nos molestaban, descubrimos bendiciones que dábamos por sentadas, detectamos aquello que nos pesa, que nos bloquea, que nos apabulla la mente, y finalmente nos liberamos. Porque nos vaciamos. Descargamos. Sacamos afuera todo lo que a veces pide gritos salir, y por comodidad o falta de tiempo, mantenemos tapado.

¿Cómo empezar? A partir de mañana, podés despertarte media hora antes, y escribir tres páginas a mano con lo que brote de tu conciencia. Acordate de no releer nada, guardalas en un sobre, y no vuelvas a ellas. Según cuenta Cameron: “Te cambiarán la vida”. Nosotras ya empezamos a probar.

Dato extra: Te recomendamos mucho el libro. Es un infaltable para quienes quieran abrir la mirada, conectarse más con lo que sienten y quieren, y salir a crear (en el formato que sea). No olvidemos que la vida misma puede ser creativa. No sólo hablamos de ser artistas en el sentido de saber pintar, o escribir.

Y si te interesa seguir sumando lindos hábitos para vivir mejor y encontrarte más con vos misma, entrá a leer la nota que hicimos el mes pasado sobre “4 placeres al día (como mínimo)”. ¡Después nos contas!

 

ÚLTIMAS NOTAS