Fobia al contacto físico, ¿de qué se trata?

Después de un año de distanciamiento social, las relaciones podrían cambiar en 2021. Te contamos qué dicen los expertos en el tema.

Tamara Kohen

Lunes 16 de Noviembre

Redactora y actriz. Me encanta escribir sobre medicina y cosmética natural, alimentación consciente, cristales, rituales y plantas. Investigo, estudio, pruebo y comparto. En redes soy @tamarakohen

La “nueva normalidad” se puso en marcha en este 2020 con el avance a escala mundial del COVID-19, y parece que llegó para quedarse. 

Las reglas para intentar mantenernos sanos son claras: dos metros de distancia, tapabocas, alcohol en gel en mano y saludo a la lejanía o, en el mejor de los casos, “codo con codo”.

Si bien la gran mayoría de la población parece haberse acostumbrado a este nuevo modo de vida, a considerar a otro ser humano (con quien no se tenga ningún vínculo) una amenaza, como en todo remedio existen los famosos “efectos adversos”. En este caso, puede darse la fobia al contacto físico, o científicamente denominada “hafefobia”, que, según lo indicado por la revista Psicología y Mente, es “el miedo irracional a ser tocado”. 

La hafefobia puede ser desarrollada por una experiencia traumática o estar relacionada con el miedo a los gérmenes, e incluso a las multitudes, explica un artículo de la revista Harpers Bazaar.

Ahora bien, esta fobia ¿puede desarrollarse debido a los efectos de distanciamiento forzado generados por la pandemia? ¿Y puede influir en el plano sexual?

Según una guía recientemente lanzada por la Agència de Salut de Barcelona, llamada Sexo y covid-19: preguntas y respuestas, es recomendable ducharse o lavarse las manos durante 20 segundos antes y después del encuentro, evitar los besos, utilizar preservativos o barreras dentales si se practica sexo oral o anal y mantener relaciones en espacios abiertos o grandes que se puedan ventilar bien.

Hoy en día, las personas que solían optar por mantener relaciones sexuales casuales y esporádicas se encuentran más reacias a tenerlas. Otras personas también están mostrando cierta introversión o retrotracción hacia otras personas que no estén dentro del círculo de confianza.

Francisca Molero, presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología, comenta a El País que “una situación como la pandemia marca un antes y un después, tiene una influencia a nivel global y evidentemente nos afecta a todos. Pero tampoco sabemos si estamos hablando de meses ni cuándo vamos a poder dejar de usar ciertas medidas”. 

“Cada uno tenemos unos miedos y nos enfrentamos a los riesgos de una manera diferente. Creo que nos repercutirá dependiendo del tiempo que transcurra hasta que esto pase”, añade.

ÚLTIMAS NOTAS