Guía para combatir las uñas débiles y quebradizas

Gisella Martino Cepeda

Domingo 07 de Junio

Soy Gigi Martino, Lic en Diseño y Gestión de Estéticas. Me especializo en Moda y soy una apasionada de los detalles y todo lo visual. Pueden ver más de mi trabajo en @gigimartinoc

Uñas que se rompen, uñas que se escaman, manicuras que no duran. Para combatir las uñas débiles debemos saber por qué se presentan esos síntomas. Tener uñas fuertes es posible.
Todas en algún momento experimentamos lo que es tener las manos recién hechas y que se nos parta una uña sin razón, o empezar a perder el esmalte a raíz de que se nos escaman las uñas. Puede parecer un mal un tanto banal y superficial o algo simplemente estético, pero la realidad es que sufrimos de fragilidad ungueal. Se trata de un trastorno multifactorial que se debe a la sumatoria de varias causas:

1- LA EDAD: El envejecimiento también afecta a las uñas.

2- MALA ALIMENTACIÓN: Es una de las principales causas de las uñas débiles. El déficit de ciertas vitaminas y minerales influye en una mala formación de la uña. El déficit de hierro, la falta de el grupo vitamínico B y la carencia de vitamina A contribuyen a la rotura y desprendimiento en láminas de la uña.

3- HIPOTIROIDISMO: Alteraciones en la glándula tiroides que produzcan niveles bajos de la hormona tiroidea, desaceleran el metabolismo provocando que los nutrientes no lleguen con eficiencia a las puntas de los dedos.

4- ESTRÉS: Estar pasando por una situación que produce nervios y tensión activa ciertos procesos diuréticos relacionados con la glándula tiroides, que llevan a orinar más de lo normal y en consecuencia a eliminar nutrientes en exceso. De modo que estos nutrientes no van a llegar a las células que fabrican la queratina.

5- CONTACTO CON SUSTANCIAS ABRASIVAS: Que las manos estén en contacto con sustancias como la lavandina, el detergente, amoníaco, o acetona, entre otros; puede provocar lesiones en las uñas

6- ENFERMEDADES DERMATOLÓGICAS: Patologías que pueden afectar a las uñas, como la psoriasis ungueal, liquen plano o la onicomicosis. En estos casos lo mejor es tratarlo con un profesional médico.

7- PEQUEÑOS TRAUMATISMOS: Se repiten constantemente y los pasamos por alto. Las personas que trabajan manipulando objetos, tipeando en la computadora, o que simplemente tienen el hábito de meter las manos en los bolsillos del pantalón ajustado, suelen padecer de uñas débiles y quebradizas.

Todas estas causas son más frecuentes de lo que pensamos y son muy comunes, y a problemas comunes soluciones comunes. Es posible remediar todo esto con buenas prácticas para cuidar nuestras uñas y evitar que se pongan débiles.

EL LAVADO DE MANOS
El lavado de manos frecuente, (problemática actual a raíz de la pandemia), y el agua caliente pueden provocar deshidratación cutánea y ungueal; y las uñas comienzan a escamarse y a quebrarse con facilidad. La solución no es reducir la higiene de las manos ni mucho menos, hay que optar por jabones con pH neutro que no alteren la capa grasa de la piel. Además es conveniente aplicar crema hidratante después de cada lavado, haciendo énfasis en las cutículas y en las zonas que rodean la uña.

ACEITE DE ROSA MOSQUETA
Siempre es bueno tener un frasquito de aceite de rosa moqueta en casa. Es uno de los aceites más nobles e hidratantes y uno de los mejores en la cura de las uñas. ¿Cómo aplicarlo? Muy fácilmente. Antes de dormir hay que poner unas gotas en las cutículas y a continuación poner crema hidratante en toda la mano. Si la zona de las uñas se encuentra muy deshidratada podemos potenciar el efecto de este tratamiento envolviendo las manos con papel film.

LIMADO DE UÑAS
Deberíamos tratar de no limar los laterales de las uñas. Sí, aunque esa sea la zona que primero vamos a limar cuando se nos rompe una uña. Pero es la zona más vulnerable al quiebre, por ende no debemos limarla para no debilitarla. Cuando esto sucede debemos tratar de mantener las uñas más cortas que largas.

REMEDIO CASERO
A falta de fortalecedor de uñas, el remedio casero existe, y consiste en sumergir las uñas en aceite de oliva tibio para mantenerlas hidratadas y evitar que se rompan.

ÚLTIMAS NOTAS