Hacedoras de vino

Las enólogas, dentro de las bodegas, son las encargadas de transformar las uvas en vino. Estas expertas alquimistas de Chile, Argentina y España traspasan las fronteras con la enorme pasión que las moviliza cada día en su trabajo: hacer vino.

Mariana Gil Juncal

Lunes 07 de Septiembre

Periodista y sommelier. Escribe en medios de la Argentina, Chile, Paraguay y España. #mapadelvino #melocontounasommelier. En redes: @marianagiljuncal

Con la excusa de la celebración en Argentina del día del enólogo conversamos con tres hacedoras de vino para conocer cómo llegaron al mundo del vino y para conocer qué tareas realizan dentro de la bodega.

Chile

Viviana Navarrete es LA enóloga chilena. Desde 2007 se desempeña como enóloga jefe de Viña Leyda, la más costera de las bodegas chilenas. En 2013 fue elegida como una de las top 10 enólogos por el Master of Wine y presentador de TV, Peter Richards. Ese mismo año, la revista Ya de El Mercurio, la destacó como una de las 15 treintañeras que causaron más impacto transformando sus respectivas industrias. En 2018 Wine Enthusiast la eligió como una de las 10 mujeres líderes de la industria del vino. Y este año, el periodista y Master of Wine británico Tim Atkin la eligió como la enóloga del año.

¿Cómo llegaste al vino?

No tengo a ningún familiar en el rubro enológico, por lo que fue una búsqueda muy personal.  Siempre me llamaron la atención todos los ramos asociados a la naturaleza como la biología y química, y la carrera de agronomía englobaba todo.

Luego me especialicé en enología, ya que me interesaba el mundo del vino y en ese entonces se estaban presentando varias cosas positivas en la industria, tales como Nuevas Denominaciones de Origen, mayor foco y trabajo en los vinos de alta gama. Me llamó mucho la atención y yo quería ser parte de ese movimiento positivo. Sumado a esto, la enología era un buen rubro para desarrollarse como mujer.

¿Qué tarea es la que más te gusta hacer?

Hay dos etapas que son las que más disfruto del trabajo. La primera es la época de la vendimia que al mismo tiempo es la más desgastante y estresante, pero me encanta la adrenalina de estar a full, organizando las cosechas, viendo cómo fermentan los jugos y van tomando forma, los olores intensos, la fruta fresca, y el estar jugándose la calidad del vino en un 100%.  Y la otra etapa que disfruto mucho es hacer las mezclas, ya que son momentos de mucha concentración y exigencia, en la que uno trabaja con muchos componentes guardados en distintas vasijas y va experimentando numerosas opciones hasta dar con la mezcla perfecta.

¿Qué significa el vino para vos?

Para mí el vino es algo bien completo, porque no es sólo un líquido, es cultura, terroir, gente y trabajo. A su vez es compartir y disfrutar. ¡Para mí es pasión porque me entrego por completo al proceso y a los vinos que hago! Con el vino espero que la gente pueda transportarse y pensar en el origen en el cuál se creó por ejemplo. Con los vinos de Viña Leyda, me encanta que los consumidores sientan que son vinos marinos, y que me digan que huelen a sal.  ¡Eso es reflejar el lugar!

¿Tu maridaje perfecto?

Hay dos maridajes que me gustan mucho: el Leyda Single Vineyard Garuma Sauvignon Blanc con ostras, nunca falla. O con ceviche de pescados de carne blanca con ají verde quedan perfecto. Y el otro maridaje que me gusta mucho es el Leyda Pinot Noir Lot 21 con risotto de champiñones, porque el Pinot de clima frío tiene notas terrosas y de champiñón grillado que hacen link con los aromas del risotto, y la acidez vibrante y fresca de este vino queda perfecto con la cremosidad de este plato.

¿Tu motivo de brindis hoy?

Me gustaría brindar por todas las mujeres que están detrás de las botellas de vino, hay mucho trabajo y es una cadena muy larga. Hoy veo como cada vez hay más mujeres en este rubro, desde laboratorios, enología, marketing, comercial, comunicaciones, control de calidad, y eso me llena de orgullo. Ver cómo aportamos con nuestro esfuerzo, pasión y energía al mundo del vino. ¡Mi brindis es por ellas!

Argentina

Andrea Ferreyra es jefa de enología de La Celia desde 2012, es la “criadora de excelencia” ya que sus decisiones dan como resultado la creación de vinos elegantes y de excelencia a nivel internacional. Un hito en su carrera fue en 2016, cuando La Celia Heritage fue elegida entre los 100 mejores vinos del mundo por la prestigiosa revista norteamericana Wine Enthusiast.

¿Por qué enóloga? 

“Mendoza es una zona vitivinícola, con mucha tradición y mi contacto con la naturaleza viene desde pequeña, cuando visitaba la finca de mi abuela en Tunuyán, en el Valle de Uco. En mi familia el universo del vino era muy común, mi madre trabajó muchos años en el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). En fin, son muchos los motivos que influyeron en la toma de decisión por esta maravillosa profesión.

¿Cómo definirías al vino?

Me gusta definir al vino como lo hizo Louis Pasteur: “El vino es más sana e higiénica de las bebidas”. 

¿Tu maridaje perfecto?

Depende del día. Por ejemplo, un domingo al mediodía es Malbec La Celia Pioneer con asado. Y un viernes a la noche, sushi con Pinot Grigio La Celia Reserva.

¿Tu motivo de brindis?

Contextualizando el momento que estamos viviendo, brindaría por la labor sanitaria que hacen nuestros médicos y todo el personal de salud, que ponen a diario su “cuerpito” para atender a todos los pacientes de Covid. ¡Brindo por su entrega y profesionalismo!

España

María Larrea elaboró vinos en Burdeos y Languedoc, en Francia, y más tarde en Navarra y La Mancha, España; antes de regresar a su tierra natal, La Rioja, para convertirse en la directora técnica de la Compañía Vinícola del Norte de España, CVNE.

¿Cómo decidiste ser enóloga?

El vino ha estado presente en mi vida desde mi infancia. Mi familia tiene viñedos y elabora vinos, así que crecí en este maravilloso mundo y acompañando a mi padre en el campo y viviendo la intensidad de las vendimias. Era imposible no acabar fascinada por este mundo y querer saber más y más de él. Este año cumplo nada menos que 30 en CVNE y es para mí un orgullo estar al frente de los vinos de esta centenaria bodega riojana, que es referente a nivel mundial. Son más de 140 años de respeto a la tradición vitivinícola, de esfuerzo, de innovación en los procesos de producción, de empeño por lograr la máxima calidad, de experimentación y de múltiples reconocimientos internacionales.

¿Qué es lo que más disfrutás de ser enóloga? 

La elaboración de un buen vino no es algo sencillo y no hay una fórmula matemática o secreta. En esta apasionante tarea juegan múltiples factores, desde contar con el apoyo de un buen equipo, hasta llevar a cabo una cuidada selección de la uva, pasando por un refinado tratamiento en bodega. Cada año tenemos además la variable de la  climatología, que juega un papel importante en la calidad de la uva. Con todos estos factores podemos elaborar productos diferentes y eso es lo que me apasiona del mundo del vino. Por ello, hay muchísimos momentos especiales, pero reconozco que la vendimia es mágica para los profesionales del sector. 

¿Qué significa el vino para vos?

Para mí, el vino es vida, es mi vida. Disfruto cada día de mi trabajo, dentro y fuera de la bodega. Cuando estoy en la bodega, creo en mi imaginación diferentes personajes, pienso qué vino le gusta a cada a uno de ellos y después trato de hacerlo realidad. Es un trabajo apasionante que requiere de constancia, pero el resultado compensa todo el esfuerzo realizado en el camino.

Y fuera de la bodega, reconozco que soy una gran amante de acompañar mis momentos tanto de celebración como de relax con una buena copa de vino. Tengo la suerte de haber hecho de mi pasión un modo de vida. 

¿Tu maridaje perfecto?

¡Una copa de Imperial al terminar un gran día de vendimia! Imperial es nuestro buque insignia y de hecho fue elegido Mejor Vino del Mundo por la prestigiosa revista estadounidense Wine Spectator en el año 2013, convirtiéndose en el primer vino español en lograr este reconocimiento y, hasta la fecha, el único vino español. Es un vino que se elabora de forma muy artesanal y sólo en aquellos años que consideramos que la calidad será la óptima, sino no se elabora. Estamos muy orgullosos de todos nuestros vinos, pero reconozco que Imperial ocupa hueco muy especial en mi corazón.

¿Por qué motivo te gustaría brindar en tu día?

Por la vendimia 2020 que estamos empezando, por la que tanto hemos y estamos trabajando, y también porque recuperemos poco a poco la normalidad que tanto necesitamos personal y profesionalmente en este año tan duro que estamos viviendo.

 

ÚLTIMAS NOTAS