¿Hambre real o emocional?

En estos días en que el encierro y el hambre van de la mano, una nutricionista nos explica cómo aprender a diferenciar estos dos escenarios. Tips para evitar los típicos atracones en casa.

Gisela Carpineta

Lunes 18 de Mayo

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

A muchas de nosotras la cuarentena nos encontró abriendo y cerrando la heladera todo el tiempo, picoteando por acá y por allá, comprando chocolates para la peli de la noche y repitiendo frases como: “Tengo hambre todo el tiempo”, “Me hace ruido la panza del hambre”. La realidad es que, en estos días, el encierro y el hambre van de la mano. Pero, ¿eso es hambre real o emocional?

Según explica Agustina Murcho, Lic. en Nutrición especialista en trastornos alimenticios, todas estas frases y tantas otras se relacionan al hambre propiamente dicho, pero hay diferencias: básicamente, no todas las frases se refieren al mismo tipo de hambre.

“Es bueno saber diferenciar el hambre real del emocional, ya que ambos se tratan de diferente manera, y muchísimas veces uno empieza a hacer ‘dieta’ sin tener en cuenta esto que es súper importante, porque el hambre emocional y el real, con las dietas aumenta y se hace cada vez peor”, afirma la creadora de @nutricion.ag, y nos cuenta cómo distinguirlos.

Es bueno saber diferenciar el hambre real del emocional, ya que ambos se tratan de diferente manera

Hambre real
Es el hambre fisiológico, la falta de comida que se da por no comer por varias horas y por comer de manera insuficiente. El cuerpo empieza a manifestarlo con dolor de cabeza o de estómago (como dice la frase), o con la sensación de “hambre” que es difícil de describir pero todos lo tenemos, o con el típico mal humor de “hambre”.

¿La solución? Comer, nada más que eso. Se come, el estómago manda la señal al cerebro de que hay comida, y tema solucionado. En estos casos, comeríamos cualquier cosa, desde una ensalada a una milanesa con puré, porque lo que necesitamos es calmar esa sensación.

Hambre emocional
El más difícil de combatir, este tipo de hambre hace que tengamos hambre “todo el tiempo” y que nada nos llene, porque el cerebro utiliza a la comida para evadir problemas, emociones y pensamientos. Suele darse con atracones, comidas de mala calidad, comer de más o picoteos.

¿La solución? Se debe hacer tratamiento nutricional, psicológico y si es necesario, psiquiátrico, ya que solamente con nutrición no alcanza, porque el problema de base no es la comida sino las emociones. Es un trabajo muy duro, lleva su tiempo, pero se puede salir.

Esto es importante saberlo para saber cómo tratarse. Pero siempre deben tratarlo con un profesional especializado que tome en cuenta estas cosas y lleve a cabo un plan adecuado para la situación de cada uno.

View this post on Instagram

🧐Les pasa?🧐 🤔 Cuales son los inconvenientes de comer por emociones? ✔️ Calorías en exceso sin necesidad ✔️ Se deja la huella: "cómo está vez estaba triste, comí y se me pasó, la próxima vez haré lo mismo". Es decir, al notar que comiendo baja la ansiedad y esa emoción desaparece, cada vez que uno vuelva a estar enojado, triste, nervioso, etc, volverá a comer, porque la comida brindó la calma. ✔️ Nada va a cambiar: por más que coma, no se soluciona nada. Al comer por emoción no nos permitimos sentir lo que nos pasa y no buscamos solución, y la comida no va a arreglar el problema que tengamos en el trabajo, o la angustia y tristeza por haber perdido a un ser querido, o los nervios por el examen. 💭 Siempre necesitamos aceptar lo que nos pasa pero sin comida de por medio, sin chicle, sin mate, sin agua, porque es lo mismo que comer, es "llevar algo a la boca" para calmar esa ansiedad. Debemos tratar de resolver los problemas sin comida, ya que ésta no nos ayuda! 👉🏻 Si esto se sucede, tenes que realizar tratamiento con nutricionista y psicólogo, y si es necesario hay veces que se deriva a psiquiatra, pero no lo determina el nutricionista sino el terapeuta!! 💭 No se dejen estar, traten los problemas siempre consultando con profesionales en consultorio! Foto de @alfonsina.lunar #nutricion #alimentacionsaludable #salud #sano #saludable #healthy #heathylife #lifestyle #alimentos #alimento #comida #noobsesion #obsesion #mitos #dieta #dietas #fit #fitness #deli #delicioso #calorias #food #nodieta 🔹🔸🔹🔸🔹 #consultorio PALERMO 📫 turnos@nutricionag.com.ar

A post shared by Lic. M. Agustina Murcho (@nutricion.ag) on

El hambre emocional, ¿puede llevarnos a un atracón?

Según remarca la nutricionista, las emociones se vuelven protagonistas en estos días. Tenemos que aceptar aquello que nos pasa y va floreciendo, y tratar de no volcarlo y traducirlo en comida. Calmarnos con cosas que nos hagan bien, porque de lo contrario le estaremos enseñando al cerebro a comer cada vez qué hay una emoción que nos perturba, poniendo comida en la boca cuando el cuerpo no la necesita. Esto, sin duda, podría llevarnos a un atracón.

Un punto fundamental es no pasar hambre real, que el cuerpo no necesite permanentemente nutrientes. A veces uno piensa que al estar encerrados no tenemos que comer ciertos alimentos, como por ejemplo los hidratos de carbono. Pero, al restringirlos, el cuerpo los va a pedir, desencadenando en atracón o en picoteo. Esto, sumado a que emocionalmente estamos movilizados y terminaremos comiendo mucho más, con más emociones que nos desagradan, con culpa y aumentando de peso justamente por haber querido bajar restringiendo.

Así como cambiamos de lugar, de horarios, de actividades, es muy probable que la forma de alimentarnos también sea distinta. Por eso, Agustina nos comparte algunos tips y recomendaciones a tener en cuenta estando en cuarentena:

  • No saltear comidas: tratar de mantener una rutina diaria de comidas para evitar los atracones.
    Hacer 4 comidas bien completas, tratando de cocinar lo justo, donde haya vegetales, proteínas, hidratos y grasas saludables (y si no tenemos algo y no podemos comprar, a no desesperar. Comer lo que se puede midiendo porción).
  • No te prives de aquello que te genera placer: esto, muchas veces, nos causa angustia. Ocurre muchas veces cuando la persona quiere comer sano y se angustia cuando ingiere otro tipo de alimento.
  • ¡No atormentarse ni obsesionarse! Si subís algunos kilos de más, no te preocupes. Luego se vuelve a la rutina y el cuerpo se acomoda.
  • Tratar de calmar la emoción haciendo algo que nos despeje, que no sea comiendo. También es clave hacer ejercicio en casa: alguna clase divertida o rutina que nos motive.
  • Lo recomendable es lograr un hábito de comida sana y evitar realizar dietas que pueden devenir en trastornos alimenticios, sin la necesidad de eliminar ningún alimento de nuestra vida.

View this post on Instagram

💭En la cuarentena hay muchas personas que no saben si tienen hambre o están aburridos o ansiosos. Hay cosas para tener en cuenta: ✔️Hacer las 4 comidas completas, con todos los nutrientes: hidratos de carbono, proteínas, grasas saludables, fibra, vitaminas y minerales. Esto hará que no tengamos hambre REAL. ✔️Incorporar el placer: no restringir, no dejar de comer aquello que nos gusta porque vamos a terminar comiendo el doble. Pero, si hay algo que no podemos manejarlo, tratar de no tener o el día que salís a comprar, comprar lo Justo (ej. En vez de una tableta grande de chocolate, comprar uno chico). ✔️Dormir bien: el no dormir o el dormir poco hace que durante el día tengamos mas hambre, porque el cuerpo necesita energía para mantenerse despierto, y ademas la mala calidad de sueño hace que aumente el cortisol (hormona del estrés), que también hace que vayamos a buscar comida. ✔️Movernos! Buscar videos, rutinas o bailar. Lo que sea que genere movimiento, ayuda a estar menos estresados y a perder ese "cansancio de no hacer nada". ✔️Controlar el hambre emocional y el aburrimiento! Tenemos que buscar calmarnos con algo que no sea comida! Sino entrenamos al cerebro a que cada vez que haya ansiedad, recurramos a comer. Si comimos bien las 4 comidas y hay hambre todo el tiempo, claramente es emoción! ✋OJO! No estoy diciendo que sea fácil, ni que hagamos todo perfecto porque no existe! Acá hablo de estas cosas para tenerlas en cuenta, no para que hagan todo "Perfecto", sino para hacer las cosas dentro de lo que podamos, porque estamos en una situación que nos genera estrés y no podemos pretender hacer las cosas "como si no pasara nada". También tenemos que ser realistas! Pero por ahí teniendo en cuenta estas cosas, podemos estar un poquito mejor 💜 Foto de @yafuetodo_ #nutricion #alimentacionsaludable #salud #sano #saludable #healthy #heathylife #lifestyle #alimentos #alimento #comida #noobsesion #obsesion #mitos #dieta #dietas #fit #fitness #deli #delicioso #calorias #food #nodieta 🔹🔸🔹🔸🔹 #consultorio PALERMO 📫 turnos@nutricionag.com.ar

A post shared by Lic. M. Agustina Murcho (@nutricion.ag) on

ÚLTIMAS NOTAS