¿El aislamiento aumentó el deseo de ser infieles?

¿Qué cosas se pusieron en juego en estos meses? ¿Qué nos lleva a ser infieles? Te lo respondemos todo en esta nota.

Gisela Carpineta

Jueves 05 de Noviembre

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

Al leer la pregunta que planteamos en el título de esta nota, seguramente se te dispararon mil y un preguntas más: ¿Será así? ¿Por qué? ¿Y qué onda en mi relación?

En gran parte, esas mismas preguntas que te estás haciendo, también nos las hicimos nosotras después de leer una encuesta que realizó el sitio para infieles Second Love: según ellos, 8 de cada 10 personas reconoció que la cuarentena aumentó su deseo de conocer otras personas por fuera de su relación estable.

Si bien obviamente las encuestas son sólo resultados parciales y un recorte de algo muchísimo más amplio, nos puede servir como parámetro para saber dónde estamos paradas en cuanto a este tema.

A la par de esos resultados, sólo el 10% dijo haber concretado una cita desde que se declaró la pandemia (de un total de 1102 casos). Además, el 85% dijo haber respetado las normas de distanciamiento social durante las citas.

8 de cada 10 personas reconoció que la cuarentena aumentó su deseo de conocer otras personas por fuera de su relación

Y aún hay más datos reveladores: los resultados también demostraron que el 36% de los usuarios declaró haber utilizado las videollamadas para intimar o tener una cita virtual. Es decir, muchos de ellos lo hicieron desde sus casas, en plena pandemia junto a su pareja.

En ese sentido, según una encuesta de la web especializada en encuentros adúlteros Gleeden, la mayoría de las y los infieles mantuvieron su relación extramarital y continuaron en contacto por mensajería instantánea durante la cuarentena. ¿Cómo lo hicieron? El 70% escribió desde su habitación y el 30% desde el baño… Pero también hubo lugar para estos “encuentros” cuando van a pasear al perro o al supermercado.

Pero ojo, en muchas parejas no todo es engaño, trampas y ocultamiento: el 32% de los encuestados por Second Love dijo que su pareja sabe que utiliza el portal de citas para infieles.  ¿Por qué y qué nos lleva a todo esto? Es lo que buscaremos descifrar juntas a continuación.

Las primeras señales: del microengaño a la infidelidad
El microengaño es el término que se utiliza para describir a esas pequeñas acciones que, de manera consciente o inconsciente, podemos estar haciendo sin que necesariamente se convierta en una infidelidad.

Por ejemplo: mentir sobre tu relación, chatear con ese compañero de trabajo que bien sabés que no te es totalmente indiferente, mandarle un mensaje a tu ex en su cumpleaños, evadir contar que tenés pareja, etcétera. Cosas que podés hacer cuando tu pareja no está cerca o incluso frente a él.

En muchos casos, el microengaño es la primera gran señal que tenemos frente a nuestros ojos antes de cometer una infidelidad

Si sentís que tenés algo que esconder, preguntate por qué”, afirma la psicóloga australiana Melania Schilling al hablar de ese microengaño que te involucra física y emocionalmente con otra persona que no es tu pareja: en muchos casos, la primera gran señal que tenemos frente a nuestros ojos antes de cometer una infidelidad. ¿La miramos o la pasamos de largo?

Las razones: ¿Qué nos motiva a ser infieles?
Si bien la infidelidad es un tema que dice presente desde hace siglos y siglos, este año fue más que especial para muchas parejas: el encierro obligado por la pandemia fue vivido por muchos como una situación asfixiante en la que, buscar lo que está fuera de casa, se volvió una salida prometedora que jugó en contra de la relación.

De acuerdo con una encuesta realizada por la aplicación Lasting en abril pasado a 1.200 parejas casadas y comprometidas, sólo el 18% de las parejas encuestadas informó satisfacción en la comunicación con su pareja. Y aunque las razones pueden ser una decena y muy diferentes según cada pareja, el conflicto más habitual fue la frecuencia con la que tuvieron relaciones sexuales, seguido de las decisiones de compra y el tiempo que cada una pasó con su celular.

El encierro obligado fue vivido por muchas parejas como una situación asfixiante

En ese sentido, el 40% de las parejas encuestadas informó que pasaron más de 20 horas adicionales por semana con sus parejas como resultado del distanciamiento social. A la hora de planes en común, las parejas hicieron un poco de todo juntas: maratones de televisión (71% de las parejas comprometidas, 54% de los casados), trabajando en proyectos en el hogar o cocinando… Pero todo indica que para muchas parejas esto no fue suficiente.

¡La comunicación ante todo!
Ahora que ya tenemos un panorama mucho más amplio sobre este tema, tenemos que serles sinceras: acá no hay soluciones ni planes mágicos que no empiecen con un primer y muy importante paso. ¿Cuál? La comunicación en la pareja.

Una comunicación abierta y fluida es, sin duda, la base para alcanzar una confianza mutua. En ese sentido, los especialistas remarcan que es clave que cada pareja establezca su nivel de tolerancia y cuáles son los límites o “reglas” que no quieren traspasar.

Si así lo deseamos, dejar de mirar a un costado es clave para, con la ayuda de un profesional, poder explorar internamente qué es lo que nos está pasando. ¿Estamos cansadas de la rutina? ¿Tenemos deseo de más adrenalina? ¿Tenemos la sospecha de que a él le pasa lo mismo? ¿La solución está fuera de casa o buscamos modificar algunos puntos de la pareja?

Comentarios


ÚLTIMAS NOTAS