Los 8 pasos del ritual de belleza coreano para una piel perfecta

El gran secreto de las orientales para cuidar su cutis está basado en una meticulosa rutina diaria de superposición de productos.

#StaffMujer

Lunes 07 de Junio

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

Paso 1: doble limpieza
La primera parte de una rutina facial es la limpieza para desmaquillar, aún si no te maquillaste. El sistema coreano de doble limpieza incluye un producto a base de aceite para eliminar la suciedad y los restos de maquillaje, y otro de base acuosa para quitar eficazmente otras impurezas, como el exceso de sebo en la piel o el sudor.

Paso 2: purificación profunda
El exfoliante es el próximo escalón en esta rutina, pero solamente se realiza una o dos veces por semana. Su función eliminar células muertas, ablandar poros, otorgarle luminosidad a la piel y mejorar su textura para que el resto de los tratamientos faciales absorban mejor. “Según las expertas en esta técnica, las máscaras de arcilla son intrínsecamente eficaces para limpiar profundamente los poros y refinar la textura de la piel. Además, absorben el aceite y las impurezas, trabajándolos eficazmente fuera de los poros para dejar nuestra piel brillante, suave e impecable“, explica un artículo en la revista Elle.

Paso 3: un refresh
Además de eliminar los restos de suciedad que pueden haber dejado los limpiadores,  el tónico es el encargado de preparar y reparar la piel para que ésta pueda absorber mejor los tratamientos que nos apliquemos luego.  Particularmente las coreanas lo utilizan de una manera especial: después de aplicar el producto limpiador, todavía con la piel mojada, colocan el tónico con la mano y enjuagan con agua. De esa forma, la piel queda más hidratada y fresca.

Paso 4: efecto rejuvenecimiento
La esencia es un producto creado en Corea, donde se popularizó por ser activador de luminosidad y juventud. Es como una mezcla entre tónico y serum, y su función es hidratar el cutis y regenerar las células.

Paso 5: sérum o sueros
Además, ayudar a iluminar la piel gracias a que incrementan la regeneración celular. Se utilizan para tratar problemas específicos de la piel como arrugas, manchas oscuras y deshidratación.

Paso 6: contorno de ojos
Es la zona más delgada y delicada del rostro, ya que no hay glándulas sebáceas para producir aceites naturales. Aquí es donde más se acentúan los signos de la edad, el cansancio y la hinchazón. Por este motivo, es importante mantener esta área hidratada y protegida.

Paso 7: momento de hidratación
Este es uno de los pasos más importantes de la rutina: una ligera capa de crema para una hidratación duradera durante el día o para la regeneración nocturna. Se aplica en último lugar porque suele tener una textura más densa. Se obtienen mejores beneficios si elegís una crema conforme a tu tipo de piel. Además, podés complementar con mascarillas, una o dos veces por semana.

Paso 8: protección solar
No importa si no vas a exponerte directamente al sol. Incluso si está nublado, este paso es fundamental. La protección diaria de la piel contra los rayos UV evitará el desarrollo de manchas oscuras, arrugas y líneas finas.

Tips extras

  • Según estudios, las coreanas toman muchísimo té verde, el cual es antioxidante. Esto previene el envejecimiento prematuro y acelera el metabolismo.
  • Consumen soja, la cual es una proteína de origen vegetal, ellas comen tofu, frijoles de soja, miso, lo cual resulta un alimento muy saludable y que te llena de energía.
  • Caminan: las asiáticas nunca tendrán una vida sedentaria, normalmente se transportan a todos lados en bicicleta, lo cual los ayuda a mantenerse activos, además cuando utilizan transporte público se bajan antes de sus paradas para caminar un poco, esto hace que se mantengan activos y logren una delgada cintura.
  • Evitan el sol, mientras en los países occidentales mientras más bronceado estés es mejor, en la cultura asiática no es así, esto se debe a que el sol a pesar de ayudar a generar la vitamina D es dañino para nuestra piel y puede causar arrugas prematuras, por lo tanto las asiáticas se protegen del sol con grandes sombreros y siempre utilizan protector solar para evitar el daño causado por los rayos solares.
  • Evitan postres procesados, los postres consumidos por las asiáticas normalmente son frutas repletas de vitaminas y minerales, esto reduce las calorías que se consumen y además el nivel de grasa.

ÚLTIMAS NOTAS