Más que nunca, el vermut es tendencia: ¿Dónde probarlo?

Este clásico de clásicos supo reinventarse y reconquistar a los jóvenes. Un recorrido para que te sumes a la “hora del vermú” como más te guste.

Gisela Carpineta

Jueves 28 de Noviembre

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

El vermut llegó hasta la Argentina junto con la gran ola de inmigración de finales de 1800. Así fue como este vino -por lo general blanco y poco aromático que luego es infusionado con distintas hierbas y botánicos- lentamente se instaló en los primeros bodegones porteños y en las casa de familia de descendencia tanto italiana como española y marcó una tradición que seguramente viste en tu casa: el “vermucito” antes de comer y la famosa “hora del vermú”.

Sin embargo, hasta hace menos de 10 años, el vermut estaba ligado a los hijos de aquellos inmigrantes y era considerado por los jóvenes “algo” de otra generación… Un panorama muy diferente al actual, en el que el vermut dice nuevamente presente en bares porteños, restaurantes y, por supuesto, en las casas.

Incluso, este clásico fue más allá y ahora gana aún más fuerza con la apertura de bares especializados en vermut donde se puede disfrutar en todas sus variantes: con soda, solo con hielo, con agua tónica, con naranja o pomelo o en cocktails como el Negroni o el Dry Martini.

Si querés sumarte a la hora del vermú, te pasamos nuestras coordenadas favoritas:

LA ESPERANZA DE LOS ASCURRA
Desde la apertura de su primer local en 2011, este restaurante apuesta al concepto de “vermouth porteño” combinado con el del tapeo español. En formato de tapa, media ración o ración, podés disfrutar de los clásicos de la casa: tortilla de papas, gambas y papas bravas, entre varias opciones más. ¿Con qué se acompaña? Con vermut, por supuesto. Tienen sucursales en Villa Crespo, Recoleta y Vicente López.

View this post on Instagram

En #sensacionesunicas de hoy: Sodear el vermut! #HoyVermut @cinzanoargentina #TemporadaDeAperitivos

A post shared by La Esperanza de los Ascurra (@esperanza_ascurra) on

CSJ LA VERMUTERÍA
Ubicado en el barrio de San Telmo, se trata del emprendimiento del cocinero Lele Cristóbal, uno de los impulsores de volver a las tradiciones y creador de Café San Juan. Con paredes coloridas, cocina a la vista y una amplia barra de mármol para acodarse, este pequeño local funciona como antesala del Café San Juan-La Cantina, donde tanto el vermut de la casa como el aperitivo llevan almíbar. La propuesta se completa con montaditos en pan de campo y o en pan pita.

View this post on Instagram

Planazo de domingo en la vermu. Para todos los gustos! Los esperamos 🔪🔥 #csjlavermuteria #vermut #hoyvermut

A post shared by CSJ La Vermutería (@csjlavermuteria) on

LOS GALGOS
A fines de 2015, el empresario gastronómico Julián Díaz -creador de 878- decidió reabrir el Bar notable Los Galgos: fundado en 1930, está ubicado en Callao y Lavalle y es uno de los íconos porteños. Su apuesta fue tan grande como acertada: decidió mantener el vermut, lo que él considera una pieza clave en el encuentro entre los más adultos y los jóvenes. A la par, fue más allá y lanzó al mercado junto con los hermanos Zuccardi el vermú argentino La Fuerza, hecho a base de Malbec y Torrontés en sus versiones rosso y bianco.

View this post on Instagram

De grifo y de la casa. Con triolet, ingredientes o un sándwich de miga. Solo, con soda. Los Galgos es vermut y como dice @matiasjurisich, "el vermut es alegría".

A post shared by Los Galgos Bar (@losgalgosbar) on

LA FUERZA BAR
Julián Díaz no sólo fue uno de los mentores del vermú argentino La Fuerza, sino también del nuevo bar con el mismo nombre que abrió junto con Agustín Camps y Martín Auzmendi en el barrio porteño de Chacarita. Este local abrió en 2018, representa uno de los mayores impulsores de esta nueva era del vermut y fue el único argentino recomendado en la lista World’s Greatest Places de la revista Time. Acá podés probar el vermú La Fuerza que te comentamos, con soda o agua tónica, y combinarlo con sus “mejores amigas”, tal como se presentan en la carta: papas fritas, españolas o al horno.

View this post on Instagram

PRODUCTORES ⚡ La Fuerza es un proyecto que pensó, desarrolló y produce vermú. Somos productores y en #LaFuerzaBar trabajamos con otros productores que trabajan para desarrollar productos locales, de calidad y con identidad. . . El bar sirve también para que más gente conozca esos productos, desde el pan de @salvajebakery , las papas fritas de @gauchitasbalcarce , las sartenes de @dartoargentina o los aceites de oliva de @zuelovirgenextra, entre otros. . . Para la llegada de los primeros aceites de oliva del año, luego de la cosecha de otoño, nos sumamos son platos que se sirven con Zuelo Novello. Así como en La Fuerza Bar tal vez conociste nuestro vermú, también podes probar el primer aceite de oliva del 2019. . . Trabajamos para que cuando vengas al bar no solo comas y tomes algo, sino descubras el trabajo de mucha gente que pone sus ideas y su fuerza para crear productos locales de calidad ⚡ . . #Fuerza #LaFuerza #Vermu #Vermut #Vermouth #LaFuerzaVermu #VermuLaFuerza #Vermudelosandes

A post shared by Vermú La Fuerza ⚡ (@vermulafuerza) on


UN POCO DE HISTORIA
Su nacimiento se remonta hasta la antigua Grecia, donde hay registros de que el médico Hipócrates utilizaba un vino macerado con hierbas y ajenjo para tratar los parásitos intestinales u otras afecciones gástricas. Pero fue muchos siglos después que adoptó el nombre de vermú y en referencia a ese ingrediente diferencial: en alemán, ajenjo se dice Wermut.

Si bien su nombre se debe a la traducción germana, fue en Italia donde se hizo fuerte a fines del Siglo XVIII como un producto de elaboración casera, hasta que Antonio Benedetto Carpano –desde Turín– comenzó a comercializarlo en 1786 hasta cruzar las fronteras de la península itálica y se instaló en Francia y España. Con el paso del tiempo, la deformación de su nombre también sufriría modificaciones según donde se lo beba: hoy se lo puede llamar como vermouth, vermut o vermú.

PARA HACER EN CASA

Vermut con soda: 70% de Cinzano Rosso + 30% de soda + hielo

Vermut con pomelo: 70% de Cinzano Rosso + 30% de pomelo + hielo

Se prepara directamente en el vaso.

ÚLTIMAS NOTAS