Maternidad hoy: ¿Qué cambió en estos años?

Qué es la crianza respetuosa y cuáles son las nuevas formas de maternar. La importancia de la crianza en tribu y el rol de la doula, una figura que crece fuerte en la era de la “neo maternidad”.

Gisela Carpineta

Jueves 15 de Octubre

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

Así como nos revelamos ante los “manuales del deber ser” que durante siglos llevamos sobre nuestras espaldas, nos replanteamos una decena de conceptos, peleamos por dejar atrás los prejuicios, y levantamos con convicción y compañerismo diferentes banderas, durante los últimos años la maternidad también pasa por un fuerte proceso de transformación.

¿Cuáles son los puntos clave de las nuevas formas de maternar? En esta nota, a través de diferentes voces, vamos a hablar de algunos de ellos: crianza respetuosa, la importancia de la crianza en tribu y los nuevos vínculos que surgen en la era de la “neo maternidad”.

CRIANZA RESPETUOSA: UN CAMBIO DE PARADIGMA

Hace unos meses, cuando charlamos para esta nota con la médica pediatra y puericultora Sabrina Critzmann, le preguntamos si sentía que palabras como apego, colecho o destete respetuoso, hoy ya no contaban con la “mala prensa” que tuvieron durante décadas.

La respuesta de Sabrina fue clara y contundente. Para ella, estos conceptos están instalados, aceptados y, sobre todo, en evolución: “El debate ahora tiene que ver con encontrarle el sentido a esas palabras. Por ejemplo, uno cree que apego es un bebé a upa 24 horas, pero la realidad es que el ser humano no puede vivir sin apego porque es un ser inmaduro cuando nace y requiere cuidados. El ser humano siempre tiene una figura de apego, no sobreviviría solito, no es como el potrillo que se levanta, va a tomar teta y se va”.

En su libro “Hoy no es siempre”, que se convirtió en una guía imprescindible para la crianza respetuosa, Sabrina Critzmann afirma que la crianza respetuosa “no se trata de un grupo de reglas que hay que cumplir, ni un itinerario de lo que nos hace buenos mapadres si lo cumplimos, y malos si no lo hacemos”.

La crianza respetuosa es la que sitúa al niño como persona

“Hay tantos modos de crianza como familias: no tiene nada que ver con portear, dar la teta, alimentar al bebé sin papillas o mantener al niño descalzo. La crianza respetuosa no es un mandato, no es un ‘bebé pegoteado 24 horas’, no es realzar el sacrificio y la abnegación, sino escuchar nuestras propias necesidades, validar nuestro deseo y reconocer en nuestro hijo otra persona a respetar”, afirma.

En resumen, la crianza respetuosa es la que sitúa al niño como persona: “Persona completa, única e irrepetible, a quien acompañar en sus amores, descubrimientos y sinsabores”.


LOS VÍNCULOS QUE SE CREAN: “La doula viene a devolvernos esa magia de sabernos juntas”
Por Ana Quiroga. Doula, comunicadora y mamá de Fara (@doulaentribu)


Desde tiempos remotos y de manera instintiva, las mujeres nos reunimos en nuestros procesos vitales. Incluso es común que los ciclos entre mujeres que conviven o tienen un vínculo muy cercano, se sincronicen. No es raro, entonces, que durante la gestación nos sea natural compartir en tribu femenina.

Sin embargo, silenciosa y paulatinamente, el patriarcado fue haciendo estragos en los vínculos entre mujeres, tironeando de estos lazos hasta cortarlos. Y así, empezamos a estar cada vez más solas, en un embarazo, en la maternidad, y en los distintos procesos de la sexualidad.

La doula, me gusta pensar, viene a devolvernos esa magia de sabernos juntas.

¿Qué es una doula? Mujeres que acompañan a otras —y a sus familias— durante la gestación, el parto y el puerperio. También en duelos perinatales y muchos otros procesos por los que puede pasar una mujer durante su vida sexual y reproductiva, y necesitar sostén o simplemente una mirada amorosa.

El acompañamiento se da desde la empatía y la contención. Con escucha, presencia, recursos físicos para atravesar cada etapa e información que acompañe los deseos, búsquedas, miedos y dudas de cada familia.

Una doula no interviene en procesos médicos, pero está disponible para todo lo demás, y moldea a medida de cada mujer un sinfín de herramientas que la acompañen a empoderarse para poder tomar decisiones conscientes y autónomas en torno al nacimiento de su hijx.

En términos de resultados, está comprobado que la presencia de una doula en el proceso de gestación, nacimiento y puerperio mejora el vínculo entre mapadres y bebé, ayuda a establecer una lactancia exitosa, disminuye intervenciones innecesarias como el uso de fórceps en el momento del nacimiento, o la aplicación de peridural, oxitocina sintética y analgésicos, que pueden obstaculizar el desarrollo natural de un trabajo de parto o parto.

Las mujeres sentimos la pulsión de juntarnos, y cuando eso sucede, sucede la magia: no estamos más solas.

En el caso de las cesáreas, una mujer informada y con confianza en el poder de su cuerpo tiene más posibilidades de tener un parto comandado por la fisiología y no por prácticas médicas de rutina, crecientemente corrompidas por un sistema que no respeta los tiempos propios de un parto y condena a las mujeres a una cirugía mayor como primera opción ante dificultades menores, incluso inexistentes.

Muchas veces, el vínculo de una doula y una familia trasciende el tiempo y los objetivos que cada equipo se puso inicialmente. Porque las mujeres sentimos la pulsión de juntarnos, y cuando eso sucede, sucede la magia: no estamos más solas. Si hay algo que sacude a una mujer puérpera es la soledad del maternar. Pero cuando hay una doula cerca, hay una amiga, una hermana, alguien que lleva algo rico de comer, alguien que cuida un rato a los otrxs hijos e hijas para que esa mamá pueda ducharse o dormir la siesta con su bebé, alguien que jamás juzga su sentir frente a la avalancha de emociones que implica la llegada de un bebé.


LA IMPORTANCIA DE CRIAR EN TRIBU: “¿Qué necesitás hoy?”
Por Debbie Maniowicz. Especialista en maternidad, periodista, mamá de Julieta y Camilo (@upalalaok)

¿Qué-necesitás-hoy? Tres palabras mágicas que todas las madres puérperas deseamos escuchar. Porque para sostener al bebé necesitamos que alguien nos sostenga. Un compañero, una compañera, un padre, una hermana, un abuelo, un amigo, una RED.

Todavía me parece increíble lo solitaria que es la mapaternidad en sus primeros días, semanas, meses. Pensar que en el edificio de enfrente hay otra familia sola, llena de dudas, sueños, y miedos y ni siquiera nos cruzamos.

Somos mamíferos y estamos diseñados para criar en manada

¿Por qué es tan importante criar en tribu? Porque la llegada de un hijo suele ser muy disruptiva y si bien por momentos podemos sentir la más absoluta felicidad, también sentimos la más profunda de las soledades. Todo al mismo tiempo. Es muy importante tejer redes tanto en el embarazo como en el puerperio. En tribu, todo es más llevadero.

Para criar a un niño hace falta una aldea”, dice un proverbio africano. Y yo no puedo estar más de acuerdo. Criar en tribu es justamente eso: contar con otro par de brazos cuando no damos más, con esa palabra de aliento cuando pensamos que hacemos todo mal, con esa información precisa en el momento justo.

Para mi, @upalalaok es poner el contador en cero. Es ganarle al sistema del todo ya, la desconexión y la soledad. Es entender que todos acá tenemos algo que aportar y algo que aprender. Soy una convencida de la importancia de tejer redes, de que si compartimos experiencias, dudas y miedos la maternidad se vuelve mucho más placentera.

View this post on Instagram

1️⃣ ᒪO EᔕTÁᔕ ᕼᗩᑕIEᑎᗪO ᗷIEᑎ. Decíselo todas las veces que puedas. Cuando reine la paz y en medio de la tormenta. Abrazala, ella está haciendo lo mejor que puede. 2️⃣ TOᗪO ᑭᗩᔕᗩ Hoy no es siempre. Vale para todos los chicos y para todas las edades. De hecho, lo bueno de un segundo hijx siempre digo que es esa certeza de que “todo pasa”… En algún momento van a dormir de corrido toda la noche, no van a llorar en la sillita del auto y hasta van a ir a lo de un amiguitx solxs. 3️⃣ ᑎO ᕼᗩY -ᑕᗩᔕI- ᑎᗩᗪᗩ IᖇᖇEᐯEᖇᔕIᗷᒪE La maternidad ofrece infinitas oportunidades de barajar y dar de nuevo. Siempre podemos pedirle disculpas a nuestros hijos y cambiar el rumbo. 4️⃣ ᑎO ᗰIᖇEᔕ ᗩᒪ ᕼIᒍ᙭ ᗪEᒪ ᐯEᑕIᑎO Pareciera que el hijx del vecino siempre lo hace mejor. No le hagas caso, respirá hondo y repetí el mantra: “Lo estás haciendo bien” 5️⃣ “ᗩ ᗰI TᗩᗰᗷIÉᑎ ᗰE ᑭᗩᔕÓ” Decile que eso que ella está atravesando a vos también te pasó, que no está loca, que todas pasamos por lo mismo. Que a vos también alguna vez te ahogó tanta dependencia, no supiste como conectar con tu pareja o cómo manejar tanto temor. 6️⃣ TEᑎÉᔕ ᗪEᖇEᑕᕼO ᗩ EᔕTᗩᖇ ᑕᗩᑎᔕᗩᗪᗩ, ᖴᗩᔕTIᗪIOᔕᗩ, ᗩGOTᗩᗪᗩ Y además de decirle esto siempre podés ofrecerte para cuidar un rato a su cría y que ella pueda tomarse un descanso y recargar energías. 7️⃣ ᑕOᑎᖴIÁ Eᑎ Tᑌ ᑕᖇITEᖇIO Nadie sabe mejor que vos lo que necesita tu hijx. . Hace unos días leí en el muro de @queleoar “10 frases que necesitás escuchar” y ese título lleno de potencia inspiró a escribir este post.

A post shared by Debbie Maniowicz – Maternidad (@upalalaok) on

 

ÚLTIMAS NOTAS