¿Por qué emprender aumenta tu autoestima?

#StaffMujer

Domingo 25 de Julio

Somos un staff de profesionales y periodistas que recopilan información útil para las mujeres: desde belleza, moda, salud, sexo, astrología, DIY, fitness y tutoriales. Somos mujeres, somos comunidad.

Además de fomentar tu creatividad, tu poder personal y tus ganas de transformar la realidad, el acto de emprender trabaja positivamente sobre tu autoestima y la refuerza. ¡Anímate vos también y compartí tu mundo!

Te incita a seguir tus sueños: Cuando te animás a dar tu primer paso hacia el mundo emprendedor, te permitís materializar momentos y situaciones que tanto soñaste. Ese cambio laboral que buscabas y deseabas bien adentro, comienza a tomar forma y tus acciones se orientan hacia el mismo lado que tu corazón. Estoy convencida que los emprendedores son soñadores valientes y para lograr valentía y coraje con nuestra propia vida, tenemos que querernos mucho.

Te permite unir tu mente, tu corazón y tu accionar: Activar tu emprendimiento, además de empoderar tus dones te ayuda a ordenar tu energía interior y a mantenerte enfocado en aquello que querés para tu vida. Porque cuando tu mente y tu corazón sueñan en una dirección distinta a la de tus acciones concretas, solo pueden generarse bloqueos, frustraciones y falta de concreción de objetivos. Poner tu energía concreta en materializar tus pasiones y tus propósitos personales en la realidad es tan restaurador como una meditación y requiere de la misma voluntad y enfoque.

Te ayuda a darte cuenta que nada estaba tan lejos: Al principio siempre nos parece que el sueño se ubica lejos, que el objetivo está a gran distancia de nosotros. Pero una vez que comenzamos a trabajar para cumplirlo, llega un momento en el cual, casi sin darte cuenta, te descubrís ya en la mitad del camino, con logros para honrar y agradecerte y con la visión mucho más clara de lo que buscás para vos. La perspectiva cambia cuando accionás tus sueños con responsabilidad y merecimiento.

CLAVES PARA CONSEGUIR TUS OBJETIVOS

  • Rodeate de gente que te sume y empuje a más: nada mejor que tener una #tribu que te tira para arriba.
  • Aprendé a decir no: la palabra mágica para enfocarte en lo importante y ahorrarte muuuchos dolores de cabeza.
  • Aprendé de personas que admiras: buscá #referentes que hayan logrado lo que querés, escuchalas, escribiles, leé, inspirate.
  • Planeá tu día la noche anterior: usá muy bien tu tiempo, organizate y planificá cada día para avanzar hacia tu objetivo.
  • Mantené tus metas cerca de la vista: anotá tus #objetivos en papel y pegalos en un lugar donde los veas todos los días. ¡Visualizá!
  • Tomá acción y mantenete en movimiento: si la meta es grande y da miedo, no te paralices pensando en eso, avanzá con pasos pequeños.
  • Sé agradecida: aunque te veas lejos de tu objetivo, no dejes de #agradecer por lo que YA conseguiste. ¡Poner la atención ahí cambia la energía!

ÚLTIMAS NOTAS