¿Qué pasa si no tenemos ganas de tener sexo?

Una especialista nos ayuda a entender qué lleva a las mujeres a dar explicaciones o "autoexcusas" cuando no quieren tener sexo o no sienten deseo.

Gisela Carpineta

Lunes 06 de Abril

Periodista especializada en LifeStyle y Gastronomía. Escribe en diferentes medios gráficos y digitales. #Foodie. En redes: @gcarpineta

Desde el “Hoy no, mejor mañana” hasta el “estoy muy cansada”. ¿Te suenan conocidas estas frases? La realidad es que las explicaciones o “autoexcusas” que a veces damos cuando no queremos tener sexo o no sentimos deseo abren un interrogante: ¿Y qué pasa si no simplemente no tenemos ganas?

Hay muchas razones por las cuales tanto mujeres y hombres ponemos excusas para no tener sexo”, afirma la Dra. María Emilia Alcoba (MN 138474), a quien consultamos para poder adentrarnos en este mundo en el que -seguramente- más de una vez alguna de nosotras estuvo.

Para la directora Médica de Sens Medical y especialista en uroginecología, la falta de deseo o el deseo sexual hipoactivo tiene múltiples causas y es justo ahí donde comienza el trabajo duro: “Es un desafío para el profesional descubrirlas para poder así tratarlas correctamente”.

– ¿El no sentir deseo, o simplemente no tener ganas en ese momento, es una “señal” de algo en la relación? ¿O es extremista pensarlo de esa manera?
Es extremista pensarlo de esa manera, ya que muchas veces pasamos por etapas en las cuales simplemente ponemos la energía en otro lugar. Si logramos entender que la sexualidad es de las cosas más humanas que tenemos, podríamos darnos cuenta que como cualquier otra situación de la vida cotidiana, no siempre le damos la atención que requiere y ponemos el foco en otro lado.

Muchas veces pasamos por etapas en las cuales simplemente ponemos la energía en otro lugar

– ¿Creés que culturalmente aún no estamos preparadas para simplemente decir “hoy no tengo ganas”? ¿O eso ya está cambiando?
Por suerte está cambiando, pero aún culturalmente no logramos cambiarlo del todo. Además, me encantaría que se pudiera cambiar para los hombres también, ya que se los pone a ellos en la actitud de siempre tener ganas y muchas veces no es así. Por suerte, las mujeres estamos más evolucionadas en esto de intentar aprender a pedir lo que necesito, lo que quiero, lo que me hace bien, siempre y cuando podamos registrarlo y la situación lo permita por supuesto.

– ¿Cuáles son tus consejos para poder comunicarle esta falta de deseo a la pareja?
Simplemente decirlo. La comunicación es vital. Tenemos que saber decir “Amor, hoy no tengo ganas, no porque no TE tenga ganas, sino porque realmente NO TENGO ganas”. Si la situación perdura en el tiempo, claro que esa pareja debería hacer la consulta adecuada, pero solo si esta situación se transforma en algo que genera estrés en la pareja.

Comentarios


ÚLTIMAS NOTAS