Rituales: 5 pasos para diseñar tu hoja de ruta en tiempos de incertidumbre

El contexto actual nos está mostrando la necesidad de una transformación personal muy profunda, para pasar hacia un nuevo paradigma global. Te invitamos a pensar un nuevo camino hacia tu mejor versión.

Tamara Kohen

Lunes 06 de Septiembre

Incertidumbre” es una de las palabras que más resuenan en estos días de cuarentena y pandemia. Desde lo personal (no saber cuándo va a terminar todo, cuándo podremos viajar, ver amigos, hacer salidas), pero también en lo laboral (hacia dónde irá nuestro negocio, cómo repensar lo que hacíamos hasta ahora, cómo adaptar nuestro emprendimiento al nuevo escenario, etc.). Es que todo cambió, y hay que adaptarse a esos cambios.

Hablamos con el equipo multidisciplinario de Knowmads Argentina (ofrecen la “Experiencia Knowmads” que ayuda a las personas a atravesar este tipo de procesos de manera holística: cabeza + corazón + manos), y lo primero que nos dijeron es que en este escenario de pandemia, preguntas como “quién soy”, “cuál es mi propósito o misión en esta vida”, o “qué quiero”, casi que necesitan una respuesta urgente. Porque lo más importante es que estemos bien con nosotros mismos, para poder llegar a nuestro “verdadero YO” (un trabajo de expansión de conciencia a nivel personal, que luego impactará a nivel colectivo).

El dato es que para realizar ese “viaje” hace falta mucha conciencia y coraje: “Hay que animarse a salir de ´lo conocido’, amigarse con la incertidumbre, y empezar a explorar aquello ‘que no conocemos’, para descubrir lo que hasta ahora no pudimos encontrar”, dice el equipo Knowmads. Y agrega: “Un buen ejercicio para arrancar, es diseñar una hoja de ruta, que en principio nos ayude a encontrar nuestra razón de SER en el mundo”.

Esta hoja de ruta es simplemente un mapa que trazaremos con acciones que necesitamos hacer; y es muy importante que podamos detallarlas y escribirlas de manera precisa y concreta, para generar un compromiso con nosotros mismos: “Tener claro cuáles son las acciones que necesito hacer para modificar aquellos aspectos de mi vida en los cuales no estoy cómodo, es el primer paso hacia el ‘verdadero YO’ que queremos ir”, explican los chicos. Y agregan: “Tenerlo representado de manera visual, nos ayuda a creer que es posible”.

Y ahora sí, pasamos a la guía para armar nuestra propia hoja de ruta, que diseñó especialmente el equipo de Knowmads para Soy Mujer. ¡Que la disfruten y les haga mucho bien!

PASO 1- “Cuestionar”

Creemos que todo proceso de cambio se inicia haciéndonos preguntas, lo que genera cierta “incomodidad”. A la hora de atravesar un proceso de transformación personal, es importante entender que en todo el recorrido que hicimos durante nuestra vida, cargamos creencias o programas mentales que vamos construyendo a través de nuestras experiencias, la educación en casa, la escuela, la sociedad, etc. Cuando hacemos consciente que la realidad que estamos viendo es producto de una programación, de creencias, de lealtades a la familia, entonces necesitamos de alguna manera hacer “una descarga” de toda esa historia que traemos, para dar lugar en nuestra mente a todo lo nuevo. La clave sería, poder cuestionarme y reconocer que puedo crear nuevos programas más coherentes con mi individualidad, y no una repetición de programas que ya no me identifican. ¿Cómo podemos empezar a trabajar en este punto?

  • Necesitamos hacer una “descarga” de toda nuestra historia. Un ejercicio simple y efectivo es tomar un cuaderno (preferiblemente con hojas lisas) y escribir libremente, sin reglas. La única regla es que, una vez que apoyamos la lapicera en la hoja, no dejemos de escribir todo lo que se nos venga a la mente.
  • Otro ejercicio para entender en dónde estamos, es hacer un “mapa” actual de nosotros. Tomamos una hoja lisa A3 (si no tienen usen dos hojas A4), hacemos un dibujo que nos represente en el centro, y dividimos la hoja en cinco “porciones”. Una para nuestra parte espiritual, otra para nuestro físico, otra nuestra parte emocional, otra para la mental y la última para la social. Y detallamos cómo nos vemos hoy en día en esos cinco ámbitos.
  • También podemos hacer una lista de hábitos y acciones que sentimos que nos limitan: ¿Qué de nuestra diaria nos hace estar cómodos y qué incómodos? ¿Qué nos hace feliz? ¿Qué me quita el sueño? ¿Qué me frustra?

PASO 2 – “Reflejar”

Una vez que pudimos echar luz a las creencias y programas, comenzamos entonces un momento de observación personal. Puedo empezar a conectar con “Quién soy”, buscando un modo de observarme lo “más objetivo” posible. ¿Cómo lo vamos a hacer?

  • Este ejercicio es simple y muy difícil a la vez. Vamos a ponernos frente a un espejo, y permaneceremos mínimo cinco minutos mirándonos a los ojos (importante cronometrar). Tenemos que registrar lo que experimentamos.
  • Pedir a nuestro entorno  (mínimo tres personas) que nos digan: ¿Cuáles creen que son mis talentos? Éste es otro ejercicio simple y desafiante. Es importante estar atentos a cómo estamos tanto física como emocionalmente a la hora de recibir la devolución. Vemos si hay repeticiones en las devoluciones.

PASO 3 – “Conectar con mi deseo”

En este paso, llegamos a un momento de cierta profundidad en nuestro conocimiento personal, habiendo descargado lo que ya no me pertenece en mi identidad. Entonces, necesitamos un espacio de presencia y conexión con nosotros mismos, para tomar contacto con el potencial que tenemos y todo lo que podemos aportar al mundo desde lo que nosotros llamamos “nuestro punto de máxima contribución”. De esta manera, podemos identificar y definir QUIÉN QUIERO SER. Es muy poderoso lo que podemos lograr cuando conectamos con nuestro propio brillo y cómo podemos poner nuestros talentos al servicio de otros.

¿Por dónde empezar? La idea es que puedas crear tu “Avatar” o “yo futuro”. En un espacio tranquilo, hacemos una respiración para conectar con el presente y comenzamos a intencionar nuestra mejor versión. De la manera que más nos resuene ponemos en papel nuestros mayores deseos, hasta los que nos dan miedo admitir, y con el mayor detalle describimos esa versión futura que queremos alcanzar. Una vez que pusimos en papel nuestros deseos, creamos nuestro personaje desde todos los aspectos que lo conforman (hábitos, creencias, pasiones, vínculos), para alcanzarlos. La idea es salir de este ejercicio con una idea clara, detallada, de la persona que quiero ser.

PASO 4 – “Declarar”

Habiendo transitado las etapas del QUIÉN SOY y QUIÉN QUIERO SER, necesitamos generar  las declaraciones necesarias que nos sirvan como anclaje emocional para hacer posible eso que queremos conseguir. Estas declaraciones nos permiten generar un compromiso con nosotros mismos y con el mundo.

¿Cómo lo logramos? Siguiendo el “Avatar”, en esta etapa nos hacemos cargo de nuestros deseos y generamos declaraciones específicas y necesarias para que nos ayuden a responsabilizarnos. Son declaraciones-compromiso. Entonces, como mi adulto responsable, me acompañaré en el proceso, con palabras amables, y siendo amoroso con mi proceso.

PASO 5 – “Materializar”

El último paso de este proceso consiste en traducir todas las intenciones y objetivos definidos, en acciones concretas y realizables. Estas acciones concretas, por más sencillas que parezcan, son los primeros pasos que voy a dar para animarme a comenzar el recorrido que diseñé hacia la mejor versión de mí mismo.

Gracias a este plan de pequeñas acciones, podemos disminuir todos los miedos que nos provoca la incertidumbre, ya que si bien no conocemos cómo va a ser el camino, por lo menos tenemos una hoja de ruta que nos indica y nos recuerda cuál es el punto al que queremos llegar, y cuáles son los primeros pasos que necesito dar en este apasionante proceso de autoconocimiento y desarrollo personal.

Entonces, con nuestras declaraciones + “Avatar”, ahora llega la hora de planificar y materializar esta mejor versión. La invitación es a preguntarnos: ¿Qué hábitos nuevos tengo que tomar? ¿Qué acciones me facilitarán alcanzar mi objetivo? ¿Qué acciones harán lo contrario? ¿Qué puedo hacer en estos tres meses siguientes? ¿En seis meses? ¿En un año?

La idea es salir de este ejercicio con un mapa de acciones a realizar en el corto, mediano y largo plazo. Una vez que tenemos el mapa, recomendamos tenerlo a mano siempre, para revisarlo y hacernos responsables de nuestros deseos. Armar en una cartulina ese mapa con fotos, frases poderosas, y dejarlo en un lugar visible para verlo a diario.

¡Esperamos que les haya gustado la propuesta y puedan ponerla en marcha!

Les contamos que Knowmads ofrece la #ExperienciaKnowmads de forma presencial en diferentes ciudades de Argentina como Buenos Aires, Córdoba, Rosario, Santa Fe y Mendoza; y gracias a la modalidad online, espera extender fronteras sumando público tanto de Latinoamérica como de Europa. La próxima #ExperienciaKnowmads online empieza el sábado 8 de agosto.  Para más información, los invitamos a visitar www.knowmads.com.ar o escribir a hola@knowmads.com.ar.

 

ÚLTIMAS NOTAS